Escucha esta nota aquí

Son buenas noticias para los seguidores de la 'princesa del pop'. La Corte Superior de Los Ángeles rechazó el pedido del padre de Britney Spears, Jamie, de ser el único tutor legal de la cantante de 39 años, lo que significa que la administración de sus finanzas y de su carrera seguirán compartidas entre su progenitor y profesionales de la empresa Bassemer Trust contratados por la artista en 2019.

En el polémico caso, mientras que Britney pide desde agosto la destitución de su padre, a cargo de su vida financiera y personal desde 2008; él solicita la tutoría plena, que cedió a la empresa Bessemer Trust hace dos años por complicaciones de salud.

El abogado de la artista, Samuel Ingham III, dejó claro en la audiencia, que fue virtual, que su cliente "no quiere a su padre como cotutor y sabe que la remoción es un tema aparte", dejando entrever que seguirán con su pedido. 

Por su parte, Vivian L. Thoreen, abogada de Jamie Spears, expresó que su defendido se encuentra satisfecho con la decisión legal. "Mi cliente espera trabajar con Bessemer para continuar una estrategia de inversión en el mejor interés de su hija", dijo a CNN.

Jamie Spears fue designado tutor del patrimonio de su hija, estimado en unos $us 60 millones, junto al abogado Andrew Wallet, luego de los problemas personales de la cantante que se hicieron públicos en 2008. Durante 12 años, también supervisó su salud y decisiones médicas de su hija. A principios de 2019, tras la renuncia de Wallet, quedó tutor único hasta finales de año, cuando tuvo que alejarse temporalmente por su salud, contratando a los expertos externos.

En medio del pleito familiar, el medio The New York Times estrenó el documental Framing Britney Spears, que muestra el ascenso y la caída de la carrera de la diva y cómo la afectó el asedio de los paparazzi.

El 17 de marzo y el 27 de abril serán las próximas audiencias en las que se seguirá debatiendo el futuro de la estrella.

Comentarios