Escucha esta nota aquí

Lo que tanto ha esperado Britney Spears puede hacerse realidad esta semana, que es recuperar su libertad, a sus 39 años. Un juzgado de Los Ángeles, EEUU, aceptó revistar el caso de la cantante y ver si es correcto que su padre, Jaimie Spears, siga manejando completamente la vida de la artista, a quien hace 13 años declararon no apta para tener la custodia de sus dos hijos, de sus bienes y de su carrera musical.

Este jueves, un juez de California revisará los alegatos que ha presentado la defensa de la artista, en la que se demuestra que está capacitada mental y físicamente para manejar su vida, sin tener un tutor al que reportarle cada movimiento. También se justificará que ella puede administrar sus bienes y su fortuna, que según la revista Forbes supera los 500 millones de dólares y tiende a crecer, porque las regalías por escuchar sus canciones y ventas de discos aumentan todos los años.

Y lo que más le importa a la cantante en esta situación legal es que le devuelvan la custodia de sus hijos, Sean, de 15 años, y Jayden, de 14, fruto de su relación con Kevin Federline. Por sentido humanitario pidió al juez que pueda tener contacto con ellos al menos una vez a la semana.



Si el juez dictamina que Britney es apta para vivir sin tutela, se iniciará un proceso hacia su normalidad. Podrá decidir dónde y con quién residir. Además, más adelante, podrá solicitar la custodia progresiva de sus hijos, por lo menos que puedan visitarla y luego asignarle días de convivencia. 

Igual podrá retomar su carrera artística, apoyada por un grupo de asesores. 



El movimiento Liberen a Britney celebró que al fin un juez se animará a destrancar la libertad de la cantante, devolviéndole el derecho a decidir sobre su vida y ser feliz a su manera. Ellos protagonizaron varios actos de protestas no solo afuera de la casa de Spears, sino de los juzgados donde se llevaron a cabo los juicios. Ahora están atentos a lo que pasará este jueves y anticiparon que estarán acompañando a su ídola.

Comentarios