Escucha esta nota aquí

Aunque sean ricos y famosos, están obligados a cumplir con las normas de convivencia y de bioseguridad por el bien de ellos y de los demás. Así explicó el responsable de una tienda en Los Ángeles (EEUU), cuando contó que el actor Bruce Willis fue expulsado de su establecimiento porque no llevaba puesto su barbijo y porque se negó a ponérselo cuando se lo pidieron con amabilidad.

El artista estaba solo. Entró al local con una chamarra de cuero, una gorra y un pañuelo en el cuello, que aparentemente podría servir de tapaboca. Estuvo mirando varios sectores, no había escogido nada cuando los otros clientes se dieron cuenta de que no llevaba puesto su barbijo. Luego observaron de que se trataba del famoso actor de Hollywood.

Una persona hizo el reclamo a la administración de la tienda, pues todos deben llevar mascarilla. Se le acercaron a Willis y le hicieron la observación. Él se negó a ponérsela sin argumentar porqué no lo haría. Después fue invitado a retirarse, pues estaba incumpliendo las normas del local. Sin hacer ningún reclamo el actor abandonó el sitio, informa el diario argentino La Voz.



El administrador de la tienda contó que están acostumbrados a atender a celebridades de Hollywood porque están situados cerca de los barrios donde ellos viven en Los Ángeles y dijo que a todos le dan un trato amable, como a sus demás clientes.

Recordó que por disposición legal todas las personas en esa ciudad deben llevar barbijo cuando salen de sus casas. Es obligatorio y general, porque es una de las normas de bioseguridad que se promueve para evitar los contagios de coronavirus, que está azotando a esta urbe de más de 12 millones de habitantes.


Bruce Willis

El actor de 65 años se hizo famoso por protagonizar la teleserie Duro de matar en los 80, además de participar en más de 60 películas. Varias veces integró las listas de los hombres más guapos del mundo y fue catalogado como un símbolo sexual. En 1987 ganó un Globo de Oro.

Entre 1987 y 2000 estuvo casado con la actriz Demi Moore (58), con quien tuvieron tres hijos, Scout, Rumer y Tallulah.

Willis y su familia están pasando juntos la pandemia y se han confinado en su casa de Los Ángeles. En más de una ocasión pidió a la población seguir las normas de bioseguridad para combatir al Covid-19, por lo que resultó llamativa y contradictoria su actitud de salir a la calle sin barbijo y sobre todo a negarse a ponérselo. 

Comentarios