Escucha esta nota aquí

La muestra de arquitectura, decoración y paisajismo más importante del país, CasaCor Bolivia, ya tiene fecha y sede definida. Se realizará del miércoles 24 de febrero al sábado 27 de marzo de 2021, en la Casa Verde, una vivienda situada en el tercer anillo externo, casi esquina avenida San Martín, en Sirari. Junto a ese inmueble hay dos predios más que también serán utilizados en esta muestra, sumando tres espacios amplios de trabajo.

Esta será la octava versión de CasaCor Bolivia. Tenía que llevarse a cabo en el primer semestre de este año, pero por la llegada de la pandemia se tuvo que postergar. Sus directores nacionales, Quito Velasco y Graciela Anglarill, explicaron que los 40 profesionales que participan en el evento ya están trabajando en sus diferentes áreas.

Manifestaron que las fechas fueron aprobadas por la franquicia de CasaCor que está en Brasil y esperan que la emergencia sanitaria permita llevar a cabo este emprendimiento. Por ello es que todos los trabajadores están siguiendo las normas de bioseguridad, controladas por la dirección del evento.



En CasaCor se exhiben las nuevas tendencias en construcción, decoración, paisajismo y en la implementación de una vivienda del siglo XXI, donde además del confort y la estética, se toma en cuenta el trabajo que debe seguir las líneas de respeto a la naturaleza, a la ecología y que sea sustentable. 

Por ello es que la octava versión de la muestra abordará la temática de la casa original, que invita a retornar a los orígenes, buscando un equilibrio entre el pasado, el presente y el futuro. El reto para los participantes es hacer de la casa un refugio, un lugar donde echar raíces.

La Casa Verde

A principios de los años 80, el arquitecto cruceño Mario Palma Gómez construyó una de las primeras y más grandes viviendas en el barrio Sirari, situada sobre el tercer anillo externo, casi esquina av. San Martín. Allí vivió durante toda su vida junto a su esposa y sus tres hijas.



El propietario del inmueble la llamó Casa Verde en honor a una vivienda que él construyó en Córdoba, Argentina, donde estudió, se casó y nacieron sus hijas. La puerta principal y que daba a la calle era de ese color y una de sus hijas cuando quería visitar el lugar decía "vamos a la Casa Verde".


La casona de Sirari es un monumento de la Arquitectura. Fue construida principalmente con piedras, ladrillos y maderas. Tiene amplios espacios, techos altos, bien ventilada e iluminada, cuenta con un jardín y una piscina. Una fuente de agua moja constantemente un sector construido con material pedroso que brinda un ambiente de frescura y tranquilidad. La casa tiene accesos por el tercer anillo externo y por la calle Los Jazmines de Sirari.

Comentarios