Escucha esta nota aquí

A pesar de que el coronavirus lleva más de ocho meses causando estragos en la salud de la humanidad, aún se lo considera un virus nuevo, por lo que se desconocen muchas cosas de él. Cada día sorprende con diferentes síntomas y daños, y la lucha contra este microorganismo se hace más compleja, pero aún así los médicos y científicos del mundo no bajan la guardia y continúan investigando para encontrar una vacuna.

Una de las grandes preocupaciones de la comunidad médica internacional en la actualidad no solo es curar a los infectados por el Covid-19, sino evitar que se vuelvan a infectar, que tengan una recaída luego de haber vencido al virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a la persona que se cura del Covid-19  permanecer al menos por dos semanas más aislada, siguiendo su tratamiento médico, con una dieta de recuperación y realizando ejercicios de rehabilitación. Ello para evitar posibles contagios y que su recuperación sea efectiva.



Qué pasa con los recuperados

El médico boliviano Luis Ramiro Justiniano expresa que es poco probable que una persona que superó el coronavirus se pueda volver a infectar, pero puede suceder si no se tienen los debidos cuidados.

Manifiesta que se debe tomar en cuenta que algunos pacientes presentan un proceso largo de la enfermedad, que los estragos del virus se producen con lentitud durante semanas o meses después de la infección inicial. Quiere decir que no sanaron totalmente, que aún tiene el virus en su organismo.

Las personas que están infectadas con el coronavirus generan moléculas inmunitarias llamadas anticuerpos, que luego de dos  tres meses de haberse curado disminuyen, lo que es normal. De esta manera la persona vuelve a quedar desprotegida frente a un posible contagio.

Un estudio realizado por la Escuela Icahn de Medicina de la clínica Monte Sinaí, en EEUU, establece que una persona contagiada con Covid-19 desarrolla muchísimos anticuerpos, pero luego de algunos meses descienden. Sucede que el cuerpo no puede mantener esos grandes niveles de anticuerpos, llamadas células plasmáticas, y cuando la infección disminuye algunas de ellas se instala en la médula ósea para generar inmunidad a la largo plazo, el resto de las células se debilitan y mueren.

"En Madrid, Barcelona y las zonas de playa españolas la gente fue irresponsable con su salud. Una vez que dictaron la flexibilización de la cuarentena se fueron a la calle, a fiestas sin la protección de bioseguridad mínima. A la siguiente semana saltaron las alarmas, había miles de contagiados, muchos de ellos por segunda vez. Lo que demostró que puede haber reinfección", expresa Justiniano.




¿Cómo evitar una recaída?

Una persona que ha logrado vencer al coronavirus debe seguir los protocolos de bioseguridad y jamás creer que está inmune al Covid-19 para toda la vida.

* Debe evitar los alimentos fríos, como helados, refrescos con hielo o sacados recién de la heladera. 

* No se debe bañar con agua fría y menos de noche. Tiene que tratar de dormir en ambientes de temperatura normal, como mínimo 28 grados. Si tiene ventilador o aire acondicionado el viento no le debe dar directamente.

* La alimentación tiene que ser nutritiva, con muchas verduras, frutas, lácteos, fibras y líquido. Debe tomar té de hierbas medicinales con miel de abejas, hacer vahos de eucalipto y manzanilla.

* Hacer ejercicios físicos diariamente ayuda a la mente y al cuerpo. Con ellos recupera y fortalece los pulmones que quedan dañados luego del paso del coronavirus.

* El estrés y los pensamientos negativos deben ser alejados de una persona que tuvo recientemente esta enfermedad.