Escucha esta nota aquí

La carne de res es uno de los ingredientes más utilizados por la gastronomía cruceña, debido a que el ganado vacuno casi siempre ha estado presente en la vida del hombre de las llanuras bolivianas. Por ello es que forma parte de la mayor parte de sus platos, como en este caso, el anticucho camba.

Se trata de una comida que es muy fácil y rápida de preparar, que muchas veces acompaña a un churrasco para varias personas, aunque también puede ser el plato principal. Proliferaron en Santa Cruz cuando la ciudad creció, sus ofertas culinarias aumentaron y aparecieron las famosas comidas populares, servidas en espacios al aire libreAhora el anticucho camba integra los menús de elegantes restaurantes, servido con verduras en el almuerzo o en la cena.  

Daniel Arandia, chef de comida criolla, dice que preparar anticuchos es fácil, pero tiene dos secretos. Uno es escoger bien la carne, que sea blandita, y el otro es sazonar y macerar este ingrediente, para que adquiera un agradable sabor, que combinado con una buena cocida quede muy rico.

Ingredientes

* Un kilo de carne de res, mejor si es lomo blandito

* Un cuarto de taza de vinagre rojo

* 2 cucharadas de ajo molido

* Dos pimentones verdes 

* Dos pimentones rojos 

* Dos cebollas grandes

* Un tomate

* Un pepino grande

* Una berenjena

* Sal, pimienta y comino al gusto

* Orégano al gusto

* Aceite

* Palos anticucheros de madera o pinchos

Preparación

En un recipiente preparar el aderezo, una especie de chimichurri en el que se macerará la carne. Picar bien chiquitito un pimentón verde y otro blanco, la cebolla y machacar dos cominos, agregarle el vinagre, un chorro de aceite, orégano, sal, pimienta y comino al gusto. Batir y dejar reposar cinco minutos. 

Por separado, cortar la carne en pedazos pequeños cuadrados, de no más de cinco centímetros. Puede conservar un poquito de su grasa, pero no los nervios. Colocarlos en el recipiente del chimichurri y dejarlo macerar dos horas, para que todo el líquido con el sabor de sus ingredientes penetre en la carne.

Después ensartar tres o cuatro pedazos de carne en un palito de anticucho. Se lo puede intercalar con cebollas, pimentones verde y rojo, pepino y berenjena cortada en rodajas, que le brindan un sabor agradable y además ayuda en su estética. Recordemos que la comida además de su sabor, seduce con los olores y con la vista.

Las brasas de la parrilla ya tienen que estar listas, bien calientes. Colocar los pinchos a una distancia entre 30 y 40 centímetros, para que se alcance una buena y rápida cocción, que se consigue en 20 minutos. Hay que darle la vuelta o hacer girar los anticuchos, para que se cueza de todos los lados y de vez en cuando se los puede rociar con chimichurri. 

Una vez que la carne esté bien cocida se colocan los pinchos en una fuente para servir a los comensales. Se lo puede acompañar con arroz con queso, con ensalada de tomate, aunque el anticucho ya tiene algunos vegetales, y con yuca hervida o frita