Escucha esta nota aquí

El 11 de agosto se cumplieron seis años de una noticia que impactó al mundo artístico y a miles de fanáticos: el genio de la comedia Robie Williams había tomado la decisión de quitarse la vida a los 63 años. Si bien los detalles del suicidio, el resultado de la autopsia y de la depresión que lo llevó a este desenlace fueron comentados por la prensa y personas cercanas, el 1 de septiembre se estrenó Robin's Wish, un documental que cuenta cómo fueron sus últimos días y cómo la demencia con cuerpos de Lewy fue carcomiendo el cerebro del humorista, sin que los especialistas puedan percibirlo a tiempo. 

Robin's Wish está disponible en  iTunes, Amazon Prime, Google Play y Vudu, donde se puede rentar o descargar. En 74 minutos, la producción dijo que "es la última palabra en la historia de lo que realmente le sucedió a Robin Williams al final de su vida, revela la belleza y el poder detrás de la mente de uno de los mejores artistas de todos los tiempos", anuncia Vudu.

En el documental, el director Tylor Norwood entrevista a la viuda, amigos y familiares del actor, además de médicos que explican a profundidad la enfermedad de Williams y los efectos que tiene, entre los que se encuentra la depresión.

El cineasta Shawn Levy, que dirigió a Williams en uno de sus últimos trabajos, Una noche en el museo 3: El secreto de la tumba, es uno de los entrevistados. Levy revela que durante el rodaje, en mayo de 2014, tres meses antes de su muerte, Williams había demostrado que algo no andaba bien.

Luchaba para recordar el diálogo y combinar las palabras correctas. Recuerdo que me dijo: 'Ya no soy yo, no sé qué me está pasando”, expresa el cineasta.

Pero es su esposa, Susan Schneider, es la que brinda los detalles más desgarradores. Recuerda que la llamaron para conocer la autopsia y así descubrió que su esposo había estado luchando contra una enfermedad mortal.

"Experimentó lo que es desintegrarse, casi todas las partes de su cerebro estaban siendo carcomidas", contó Scheider, resaltando que su esposo fue "un guerrero bendecido con lo que su corazón fue capaz de hacer, en medio del miedo". 

Los especialistas detallan que la demencia con cuerpos de Lewy "es una enfermedad devastadora, aumenta la ansiedad, la inseguridad y genera delirios que nunca habían estado presentes en uno", y explican que no entienden cómo Williams podía caminar o moverse con el avanzado estado de la enfermedad neurodegenerativa en él. Incluso mencionan que las personas que son increíblemente brillantes pueden tolerar mejor estos males, deduciendo que Williams era un genio.

Revelador, conmovedor y educativo, pues pretende crear conciencia sobre la demencia con cuerpos de Lewy y la salud mental. Así es el trabajo que ya está disponible.