Escucha esta nota aquí

Hace pocos días falleció el diseñador de modas italiano Giorgio Gucci, heredero y director creativo de unas de las casas de artículos de lujo más importantes, Gucci. Él era la tercera generación de empresarios dedicados inicialmente a la marroquinería, donde dio rienda suelta a su creatividad, pues fue el inventor del legendario zapato mocasín, de la cartera con correa y de las mochilas de lujo.

Era nieto de Guccio Gucci, en 1921 fundó en Florencia la casa de artículos Gucci; hijo de Aldo Gucci, responsable del crecimiento de la marca y que la llevó a otras ciudades italianas, luego a Europa, EEUU y a todo el mundo.

A diferencia de sus padres, tíos y hermanos que eran más empresarios, Giorgio se dedicó a la parte creativa, a diseñar, a innovar los artículos que ya tenía la tienda y a diversificarla. Empezó a trabajar con telas, con joyas y creó perfumes, que le dio más popularidad.

Pero sin lugar a dudas que hubo tres artículos que creó Giorgio Gucci que lo hicieron entrar en la historia de la moda, pues a pesar del paso del tiempo se siguen usando en todo el mundo. El primero son los zapatos mocasines. Su creador creía que las trenzas en los calzados de hombres eran incómodas y que se podría obviar dichos elementos. 



Y fue así que inventó los mocasines, de cuero fino, le puso una hebilla en la parte superior como símbolo de sofisticación. Sugirió que se los use con y sin medias, sobre todo en verano, y el mismo decía que un hombre elegante siempre debe tener un par de estos calzados en su ropero.

La otra pieza que creó Gucci fue la cartera con correa, para poder llevarla colgada en el hombro. Él siempre veía lo incómodo que resultaba para las mujeres portar su sobre en la mano. Pensó que poniéndole una especie de cinta de cuero podía solucionar el problema.



Desde entonces muchas de las carteras llevan una correa, de donde su dueña la agarra y la pone en su hombro para caminar con más comodidad y pasó a la historia como una pieza de marroquinería indispensable.

El otro artículo que inventó fue la mochila de lujo. Se inspiró en los morrales de los soldados y de los estudiantes. Diseñó algo más chico, con líneas finas y espacios necesarios para llevar desde libros, hasta el maquillaje de las mujeres.

Tal fue el éxito que hasta Jacqueline Kennedy y la princesa Grace de Mónaco la usaban, además de otras celebridades, y después miles de mujeres y hombres, que veían en esta mochila estilo Gucci un artículo necesario en el quehacer diario, además de que era símbolo de elegancia.



La casa Gucci, que tiene 99 años de existencia, tiene su sede en la ciudad italiana de Florencia, donde fue fundada. Se dedica a la fabricación de artículos de lujo, como ropa, zapatos, joyas, bolsos, maletas, relojes y perfumes, muchos de ellos en cuero fino.

Hasta el año pasado Gucci tenía 300 tiendas en varios países del mundo, principalmente en Europa, América y Asia. La marca está evaluada en 12.100 millones de dólares y sus ventas anuales se acercan a los 5.000 millones. La revista Forbes la situó en el puesto 38 entre las firmas más valiosas del mundo.

Comentarios