Escucha esta nota aquí

La pérdida de un ser querido, víctima del Covid-19, y, encima, la tristeza e impotencia de no poder darle el último adiós, puede resultar muy abrumador para las personas. Hoy, que la cuarentena se va flexibilizando, pero la enfermedad no desaparece y amenaza con duplicar su potencia en algunos países del mundo, no se debe bajar la guardia con medidas de bioseguridad, especialmente en los servicios fúnebres de pacientes fallecidos por coronavirus, pues representan un riesgo alto de contagio.

Por ello, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, una de las instituciones que más ha trabajado en recomendaciones y estudios sobre la enfermedad, elaboró una guía para planificar y organizar los servicios funerarios reduciendo al mínimo el riesgo de propagación del Covid-19.

"Las personas pueden tener dificultad para tomar decisiones sobre cómo despedir y honrar a sus seres queridos de manera segura. Esta guía está dirigida a individuos y personas que deben coordinar con directores de funerarias, líderes comunitarios y religiosos y otros", detalla.

Principios básicos:

* Cuantas más personas interactúen, más corta sea la distancia de interacción y más se prolongue esa interacción, mayor será el riesgo de propagación del Covid-19.

* Considere limitar la concurrencia a los funerales a un número reducido de personas que incluya a familiares directos y amigos cercanos, y deje para más adelante los servicios conmemorativos adicionales para cuando las directrices de distanciamiento social sean menos rigurosas.

* Ponga en práctica el distanciamiento social entre los asistentes, el personal del establecimiento y el clero o las personas encargadas de oficiar la ceremonia.

* Considere modificar los ritos funerarios (por ejemplo, evite tocar el cuerpo o las pertenencias de la persona fallecida u otros objetos ceremoniales) a fin de preservar la seguridad de todos.

* Use barbijo mientras se encuentra rodeado de personas y fuera de su casa.


* Evite compartir objetos de uso común como materiales religiosos (libros de condolencias, programas, bandejas de recolección).

* Reduzca la cantidad de personas que participan en actividades como cantar o dar discursos, ya que estas actividades pueden aumentar la carga de virus respiratorios en el aire.

* Use la tecnología para conectarse de manera virtual con familiares y amigos durante el proceso de duelo.

* De ser posible, reúnase al aire libre o en áreas con buena ventilación, en vez de hacerlo en lugares cerrados y poco ventilados.

Clasificación de riesgo:

El riesgo de propagación del Covid-19 en congregaciones y servicios se clasifica de la siguiente manera:

Riesgo más bajo: servicios y congregaciones únicamente virtuales.

Menor riesgo: servicios y congregaciones presenciales al aire libre con menor concurrencia en los que las personas que no conviven mantienen la distancia social, usan barbijo, no comparten objetos y provienen de la misma área local.

Mayor riesgo: servicios y congregaciones presenciales con concurrencia media, ya sea que se realicen en interiores o al aire libre, adaptados para que todas las personas mantengan la distancia social entre sí, con personas que provienen de distintos lugares, a pesar de que usen barbijo.

Riesgo más alto: servicios y congregaciones presenciales con mayor concurrencia que se realizan en interiores o en sitios donde resulta difícil mantener la distancia social y las personas provienen de otros lugares, fuera del área local. Se comparten objetos y pocas personas usan barbijo.