Escucha esta nota aquí

De los Valles del país vienen algunos de los platos más ricos y sencillos de preparar. En la fertilidad de esas tierras se cultivan todas las verduras, hortalizas, legumbres, semillas y frutas que se pueda imaginar, además de que en sus corrales se crían diversos tipos de animales que brindan sabrosas carnes.

De ahí, de los Valles, viene el asadito colorado, que hoy podrán aprender a preparar. El chef Daniel Arandia, especialista en comidas típicas bolivianas, comparte su receta y forma de cocinar esta comida que en Santa Cruz ha tenido en proceso de tropicalización, pues se la han añadido ingredientes locales.

Se recuerda que en todo proceso de preparación de alimentos se debe tener mucho cuidado con la higiene. La cocina debe estar limpia, los ingredientes, ya sean vegetales o carnes, se tienen que lavar muy bien antes de usarlos, para evitar posible presencia de virus.

Ingredientes

* Tres kilos de carne de cerdo

* 2 cebollas grandes

* 2 limones-mandarina

* 5 dientes de ajo grande

* 2 sobres de colorante en polvo

* Urucú

* 3 ramitas de hierba buena

* 5 papas grandes

* 1 kilo de mote pelado

* 4 tomates

Preparación

Cortar la carne de cerdo en pedazos pequeños, lo mismo que la cebolla. En una paila grande (recipiente de metal) colocar el cerdo con la cebolla, agregar un poco de agua con el jugo del limón y media cucharada de sal. Hervir durante una hora y batir constantemente.

Cuando la carne está blandita colocarle el colorante en polvo y las hojas de hierbabuena. Seguir batiendo por 20 minutos más, agregar el ajo picado o aplastado, el urucú y esperar cinco minutos más. El asadito colorado ya está listo.

Por separado, poner a hervir las papas, el mote y si se desea yuca o plátano al horno, que luego acompañan al asadito colorado en el plato. Para que el asadito sea más caldoso y menos seco, se le puede agregar salsa de tomate, elaborada en una licuadora con un poquito de hierba buena.



También se puede preparar ensalada de tomate con cebolla, que combina muy bien con esta comida que llegó de los valles y ahora forma parte del menú criollo cruceño.