Escucha esta nota aquí

Bolivia ya enfrenta la cuarentena flexible, y las empresas empiezan a reactivar sus actividades. El alto índice de contagio del país casi asegura que algún compañero de trabajo hubiera contraído el coronavirus o pudo tener un familiar con la enfermedad. Ante esta situación se generan cuestionamientos sobre si es seguro para ellos retomar sus actividades y si también lo es para sus colegas.  

Por ejemplo, el Centro Coreano para el Control y la Prevención de Enfermedades concluyó en mayo que los pacientes recuperados del coronavirus no contagian el mal. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las medidas contra el contagio se mantengan un mínimo de dos semanas después de que los pacientes se hayan recuperado.

Sobre la reincorporación de personas recuperadas del Covid-19 a su fuente laboral, el infectólogo boliviano Juan Saavedra considera que el diagnóstico de la prueba de PCR determinará si alguien ya no lleva el virus y no puede contagiarlo. De igual manera, aclara, que si su reinserción se hizo basándose solo en la sintomatología, no existen garantías de que no pueda propagar la enfermedad.

El profesional detalla algunas recomendaciones.

- Cuidados a tomar en cuenta para los recuperados

* Los pacientes recuperados deben tener en cuenta la cantidad de anticuerpos con los que cuentan, pues de no haberlos generado o de tener muy bajos, corren el riesgo de volver a enfermarse al poder estar en contacto con un infectado asintomático.

* El uso del barbijo y de lentes de seguridad, la distancia social y el aseo de manos, que forman parte de los cuidados básicos, son obligatorios para los recuperados y para toda la sociedad en general.

* Los recuperados deben entender que su sistema inmunológico se encuentra en recuperación, por lo que necesitan reforzarlo con buena alimentación o consumo de vitaminas e hidratación, y así evitar contraer cualquier otra enfermedad como la influenza, gripe, neumococo u otras infecciones respiratorias.

* Seguir los tratamientos prescritos por su médico, pues las secuelas de la enfermedad pueden requerir hasta fisioterapia.

- Para sus colegas

* La recomendación es para los recuperados y para sus compañeros de oficina; cumplir las normas básicas de bioseguridad aún en un ambiente cerrado. 

* Las oficinas deben tener ventilación natural y evitar el uso de aires acondicionados.

* Tratar de permanecer el menor tiempo posible en ambientes cerrados, pues, según Saavedra, una oficina normal de 5 x 5 metros cuadrados, con dos personas, puede contener 50 metros cúbicos de aire y estos, a su vez, hasta 7 millones del virus por metro cúbico si uno de los dos está sintomático, creando un ambiente altamente contaminante. 

* La distancia y contacto con las personas recuperadas es el mismo que con cualquier otra, mínimo 1,5 metros y llevando protección.