Escucha esta nota aquí

Ni una sola arruga y unos pronunciados pómulos fue lo que más destacó en la bella actriz Demi Moore, que apareció en el primer desfile del británico Kim Jones como diseñador creativo para Fendi en la Semana de la Moda de la Alta Costura en París. 

Ni el espléndido look, en total black y con unos maxiaros, resultaron llamativos para la prensa de farándula y los internautas que pusieron en duda si la actriz estaba cumpliendo su compromiso de "abrazar el proceso de envejecimiento natural", como declaró al medio Daily Mirror en 2019.

Aunque las supermodelos Naomi Campbell, Cara Delevingne y Christy Turlington también aparecieron en la pasarela, la actriz fue la protagonista, aunque, lamentablemente, por algo no tan bueno.

La revista española Mujerhoy dedujo que la nueva imagen de la actriz de Striptease puede deberse a una intervención quirúrgica de hilos y lifting, además de una bichectomía, que es con la que se retiran los cúmulos de grasa que se forman en las mejillas.

Otros medios, como El País, destacaron sus labios "más finos y una expresión muy diferente a la habitual. 

Lo cierto es que la duda quedará en suspenso, porque la actriz solo apareció en las redes para agradecer a Kim Jones por la invitación y "cumplir un sueño adolescente" en el evento que se realizó de forma virtual.

Sin embargo, no todo fueron críticas, hubo algunos que salieron a defender a la exesposa de Bruce Willis, pues si algo no tiene discusión es que sigue tan hermosa como en sus mejores épocas.  

"Quizá lo que toca pensar es porqué una mujer de una belleza tan excepcional como Demi Moore prefiere verse así a verse envejecer. Quizá como sociedad estamos haciendo algo mal. Quizá toca reírse menos y pensar más", comentó en las redes la actriz española Ana Milán, que actuó en películas como El hombre de las mariposas y Muertos de amor.

Comentarios