Escucha esta nota aquí

Peor momento para esta noticia no pudo haber. La Federación Portuguesa de Fútbol ha comunicado que Cristiano Ronaldo ha dado positivo por coronavirus, y, solo un día antes, medios españoles denunciaron que un gimnasio de propiedad del delantero de la Juventus de Turín incumple las normas sanitarias contra los contagios del Covid-19.

Además de hoteles en Portugal, Cristiano Ronaldo, a sus 35 años, es dueño de la franquicia de gimnasios CR/ Fitness by Crunch en distintos países europeos y, según el programa televisivo Socialité, una de las sucursales, situada en el centro de Madrid, incumple las medidas establecidas por el Gobierno para combatir el coronavirus.

El programa asegura que han corroborado que “hasta 7 personas en una de sus salas no se han puesto la mascarilla. No hay mamparas ni distancia de seguridad”, detallaron.

Socialité aseguró que “en los gimnasios de Cristiano Ronaldo se pone en riesgo la seguridad de sus clientes”. 

Un periodista entrevistó a algunos de los vecinos que expresaron su preocupación. “Me parece lamentable. Así nos va... Claramente lo está haciendo fatal él y la gente que va. Si yo fuera Cristiano Ronaldo estaría muy enfadada”, dijo un entrevistado.

No obstante, los panelistas excusaron que seguramente el futbolista desconoce estas fallas en el negocio, que no cumple con el uso obligatorio de barbijos, ni con la distancia social, ni el aforo permitido.

Sin embargo, ahora con el mal, el deportista debería estar más preocupado por combatir la enfermedad.