Escucha esta nota aquí

Este miércoles 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus. Se trata de una enfermedad autoinmune y crónica que afecta a entre 40 y 100 de cada 100.000 personas, principalmente a mujeres de entre 15 y 44 años.

Tipos de lupus

De entre todos los subgrupos de la enfermedad, el Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es el más habitual. Puede aparecer a cualquier edad pero, suele debutar entre los 15 y los 40 años, afectando más a mujeres que a hombres.

Lupus discoide: Este tipo causa erupción en la piel.

Lupus cutáneo subagudo: Este tipo de lupus causa ampollas en la piel luego de la exposición al sol.

Lupus inducido por medicamentos: aparece al tomar algunas medicinas o antibióticos, pero desaparece al dejar de tomarlas.

Lupus neonatal: Afecta a los recién nacidos aunque es poco común, posiblemente debido a la presencia de anticuerpos de la madre.

Lupus erimatoso sistémico: Es el más común y afecta a muchos de los sistemas de nuestro cuerpo. 

Aunque la causa de esta diferencia entre sexos se desconoce, se cree que puede deberse a causas hormonales. Además, en grupos étnicos con orígenes africanos o asiáticos la enfermedad es más agresiva.

La tardanza en el diagnóstico y en el tratamiento temprano y de cada recaída complica inexorablemente la calidad de vida del paciente que lo padece y muchas veces hasta su sobrevida.

El lupus puede afectar órganos que no influyen en la sobrevida del paciente pero sí en su calidad de vida, por ejemplo, la piel y las articulaciones. También puede alcanzar a otros órganos nobles como el riñón o el cerebro, en cuyo caso sí se puede comprometer la vida del paciente, por lo que el tratamiento debe hacerse rápido para evitar complicaciones mayores.

Síntomas 

Aunque los síntomas del lupus varía, estos son lo más comunes:

Dolor o inflamación de las articulaciones
Dolor de los músculos
Fiebre inexplicable
Sarpullido enrojecido, más a menudo en la cara
Dolor de pecho al respirar profundamente
Pérdida del cabello
Dedos de las manos o de los pies pálidos o morados
Sensibilidad al sol
Hinchazón en las piernas o alrededor de los ojos
Úlceras en la boca
Hinchazón de las glándulas
Cansancio.

 

 

Comentarios