Escucha esta nota aquí

La llegada del Covid-19 a Bolivia obligó a declarar emergencia sanitaria y cuarentena para preservar la salud y la vida de la población. Con ello se detuvo la producción y el trabajo. La industria de la moda, que incluye la creación de ropa, venta, el marketing y la labor de los modelos, se paralizó, ocasionando la pérdida de fuentes de empleos y un fuerte golpe para el sector.

Han pasado más de 100 días desde que se inició la cuarentena. Recientemente se ingresó a un período de flexibilidad y algunas actividades se reactivan de a poco. Los creativos de la moda no se quedan al margen y empiezan a buscar sus diseños, telas, tijeras, hilos y máquinas de costurar para volver a crear.

Ocho marcas nacionales de moda, de jóvenes bolivianos, se han unido para lanzar la campaña
Amor Local#Hecho en Bolivia para ofrecer promociones de sus creaciones en un tiempo en el que muchas cosas se realizan virtualmente, por medio de las redes sociales.



Se trata de ropa casual y formal, que cualquier persona puede vestir en esta y en las próximas temporadas. La originalidad y creatividad son su premisa.

La campaña estará vigente a partir de hoy hasta el jueves 23 en el Día de la Amistad. Las personas que quieran adquirir una prenda o un accesorio de estos diseñadores pueden hacerlo por medio de las redes sociales de las marcas participantes, recibirlas por delivery o directamente en sus tiendas.

¿Quiénes son?

Son ocho marcas de 10 diseñadores nacionales: Alexia y Shadia Sauma, de Shalé; Natalia Daphne, de Made in Chola; Carlos Araúz y Fernando Justiniano, de Hijos de Ramón; Camila Pareja, de Unsatisfied; Ruth Rodríguez, de Ikawi; Jéssica Pacheco, de Mayajessi, Natalia Donoso, de Rose, y Mariel Ortiz, de Época Lenguaje Creativo.



Carlos Araúz, de Hijos de Ramón, expresa que, para impulsar al país y volver a la normalidad productiva, se debe apoyar lo creado por bolivianos, consumiendo lo nacional, con responsabilidad ambiental, empleando la mano de obra de artesanos y productores independientes.

Aclara que los productos de Amor Local#Hecho en Bolivia no se repiten, pues no se elaboran en serie, sino de manera individual y artesanal.