Escucha esta nota aquí

“En tiempos de distancias confinadas, la música acerca los abrazos que se extrañan”. Es el arranque de un poema cantado. También es un mensaje que cala en lo más hondo de las personas durante la cuarentena. La distancia separa, la música acerca. ‘Dúo de tres’ lo siente y lo canta. Cada uno desde su casa, todos juntos se unen para interpretar una misma melodía.

Hablar con Lucho Fernández de Córdova, integrante fundador de ‘Dúo de tres’, apacigua el alma. En estos días de incertidumbre y ansiedad, Lucho destila serenidad. Más que hablar, parece que rasga nuevamente las cuerdas de su guitarra, con suavidad medida y ritmo pausado, para mirar el mundo con ojos de esperanza.

Como músico, también comprende el valor que el arte juega en estos tiempos de confinamiento. Una película, un libro o una canción son elementos de libertad. Suponen una pausa a las preocupaciones diarias para sentir y vivir una historia que nos acerca como personas. Así lo expresan en su canción ‘El Abrazo Partido’, una composición que toca las puertas del alma y se aferra a la esperanza de un reencuentro próximo.

‘Dúo de tres’ son dos, y son tres. Así lo explica Fernández de Córdova con esa naturalidad de quien domina la palabra poética. La voz de María Elena Busso interpreta, al son de la guitarra de Lucho Fernández de Córdova, los poemas de Óscar Barbery. Sus temas “son poemas cantados” que fusionan la magia de la palabra cuidada con el sentimiento de una interpretación única.

Se divierten “haciendo música para nosotros” desliza Fernández de Córdova. Cuenta también que un día, hace 30 años, decidieron teñir las líneas de los planos con notas musicales. Óscar, María Elena y Lucho son arquitectos…y músicos. Como grupo musical han compartido sus canciones en escenarios diversos, pequeños, pero acogedores de la ciudad, recalca Lucho.

“En tiempos de distancias confinadas, la música acerca los abrazos que se extrañan”. Parece una autoconfesión. El video se ha grabado durante el confinamiento y, por ello, cada artista interpretaba la melodía desde el escondite predilecto de su hogar. En ‘El abrazo partido’ suman la participación de Boris Vásquez con el saxofón. El buen hacer en edición de video, obra de Martín Fernández de Córdova Stih, los ha juntado a todos para suplir esos abrazos que “si no pueden dar mis brazos, mis canciones” lo lograrán, concluye la poesía.

Anteriormente, habían elaborado un taquirari que nace de otro poema de Barbery. ‘Ya pa´qué’ relata el pesar de un amor que se acaba. La colaboración de Boris Vásquez, clarinete, y de Ana Lucía Dalence, percusión, enriquece la interpretación instrumental de ‘Dúo de tres’.

Como bien reza el dicho popular, no hay dos sin tres, así que pronto, un nuevo tema irrumpirá en las redes sociales para llegar al alma y cautivar los corazones.