Escucha esta nota aquí

Por quinto año consecutivo, el restaurante El Aljibe de Santa Cruz de la Sierra, especializado en comida criolla boliviana, recibe el premio internacional Travelers' Choice a la excelencia, por la calidad de sus platos y por la buena atención que ofrecen a sus visitantes.

Tripadvisor, un sitio web especializado en turismo, en el que se puede buscar, seleccionar y reservar servicios en los cinco continentes, recibe constantemente información sobre los destinos de la industria sin chimeneas. Los usuarios opinan y califican los sitios que visitaron a lo largo de un año. Se tabula la información y se califican a los mejores destinos del mundo.

En cuestión de comida típica el restaurante El Aljibe recibió muy buenos comentarios, por sus platos, la buena atención que brinda a sus visitantes y por el original y hermoso lugar en el que se encuentra.

Javier Libera, uno de los chefs y administrador de este centro culinario, manifestó que se sienten halagados y comprometidos a superarse, por el premio de Travellers' Choice, que lo sitúa entre los 10 mejores restaurantes de Santa Cruz, según la calificación y críticas que reciben de los comensales que llegan a esta ciudad.

"Es muy difícil mantener la calidad y satisfacer a miles de visitantes, que por primera vez están experimentando nuestra comida, y al mismo tiempo hacer que los jóvenes de antes sigan probando la sazón con la que cocinaban sus madres y sus abuelas", manifestó Libera.

También ratifican su compromiso de promover la cocina criolla de Santa Cruz, no solo para que guste a los visitantes, sino también a la nueva generación de cruceños, muchos de los que desconocen la riqueza de la gastronomía regional. "Que los jóvenes pidan pipián, pastel de pollo o una sopa tapada, con chicha, da gusto atenderlos, pues está valorando y saboreando nuestra cultura culinaria", dice el chef de El Aljibe.



Debido a la pandemia del coronavirus, El Aljibe cerró sus puertas por cuatro meses, tiempo en el que se sus administradores realizaron refacciones en sus instalaciones, que datan de mitad del siglo XIX. Hicieron limpieza total de sus muebles y de su decoración, los que son igualmente antiguos. También renovaron su menú, con la incorporación de nuevos platos salados y dulces.

Actualmente ya están atendiendo en sus céntricas instalaciones, siguiendo los protocolos de bioseguridad de los restaurantes. Han colocado mesas en el patio de la casona con distanciamiento social, que son desinfectadas constantemente para su uso, mientras que los cubiertos y vajilla son sanitizados adecuadamente.