Escucha esta nota aquí

El avión espacial secreto X-37B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos aterrizó ayer después de 718 días en órbita, apenas doce días después de dos años completos. ¿Qué hacía allá arriba en el cielo? El Gobierno no lo dirá.

Incluso el presupuesto del avión espacial es un secreto, según informa el portal Gizmodo. Pero el aterrizaje del X-37B no fue tan sigiloso. El avión espacial provocó un auge sónico que despertó a personas que vivían cerca del Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida.

El avión espacial, construido por Boeing, fue lanzado en mayo de 2015 desde Cabo Cañaveral a bordo de un cohete Atlas 5, construido por la compañía United Launch Alliance, socia de Lockheed Martin Corp y Boeing.

El X-37B ha sido la cuarta misión y la más larga del programa secreto, organizado por la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea, señala el periódico español ABC.

Misión de inteligencia

La 'Secure World Foundation', un grupo que promueve la exploración pacífica del espacio ha dicho que el secretismo que rodea al X-37B sugiere que a bordo de la nave se están probando programas relacionados con inteligencia.

Estas naves miden nueve metros de largo y tienen una envergadura de 4,6 metros, lo que les hace ser cuatro veces más pequeños que los transbordadores espaciales ya retirados por la NASA, añade el ABC.

Mira el momento del aterrizaje en la parte superior de la nota.

Comentarios