Escucha esta nota aquí

El cantante mexicano y uno de los galanes más reconocidos de Latinoamérica, Alejandro Fernández manifestó que sus redes sociales que era uno de los hombres más felices del mundo, luego de recibir la noticia de que será abuelo de una niña, que nacerá en abril y que su hija Camila junto a su esposo Francisco Barba están muy bien, sobre todo con salud en un momento  tan difícil por el que está pasando el mundo debido a la pandemia.

Esta será la primera nieta de El Potrillo y la primera bisnieta de don Vicente Fernández, por lo que la familia completa está muy contenta, esperando que llegue el momento del nacimiento. El primer baby shower ya se lo hicieron a la futura mamá, y aunque fue algo íntimo, al que asistieron solo sus tías, primas, algunos familiares de su esposo y pocas amigas, fue muy alegre y elegante.

Como no podía ser de otra manera la temática de la reunión social fue la charrería, de la que esta familia es una de las mayores exponentes de México. En la decoración había caballos, sillas de montar, sombreros de charros, botas, flores multicolores y artesanías regionales. Y para comer la rica y variada comida mexicana, con tacos, enchiladas y burritos, acompañados de la tradicional y refrescante agua de Jamaica para beber.



Todo en honor de esta niña, que aunque no ha nacido ya genera información y controversia, a la que se deberá acostumbrar por pertenecer a una familia de artistas populares. 

Hace unos meses Camila Fernández negó que estaba embarazada. Después cuando ya no podía ocultar su prominente barriga, justificó diciendo que no quiso confirmar que estaba en cinta, porque tenía problemas de salud, que el médico le recomendó que no hable de su gestación hasta que hayan pasado los tres primeros meses.

Aún no se sabe el nombre que tendrá la niña, solo que nacerá en abril en una clínica de la ciudad jalisciense de Guadalajara. Se especula que recibirá un nombre en español, siguiendo la tradición de la familia, donde no gustan los denominativos extranjeros.

Camila es hija del cantante Alejandro Fernández y de su exesposa América Guinart. Tiene 23 años y una hermana melliza, América Fernández, que es su confidente y mejor amiga. A sus 18 años incursionó en la música, siguiendo la tradición de su familia y debutó de la mano de su padre en un casino de Las Vegas. Desde entonces ha tenido una discreta carrera artística, que alternó con la actuación, donde le ha ido mejor.

La maternidad en tiempos de coronavirus ha cambiado la forma de vida de Camila. Primero tuvo que dejar temporalmente sus compromisos artísticos, pues ella dice que ahora su prioridad es la maternidad. Luego los cuidados que recibe son meticulosos, pues su esposo y su padre no quieren que exista la mínima posibilidad de infección de Covid-19, por ello es que la tienen confinada en la finca familiar situada en el estado de Jalisco, en México.



Faltan solo dos meses para el nacimiento de la nieta de Alejandro Fernández. Sus médicos dicen que posiblemente el parto se adelante un poco, pues se trata de una primeriza y esa situación se da  con frecuencia. Por ello es que la bebé ya tiene todo listo, desde el dormitorio que la han acondicionado especialmente para ella, hasta su ropa, mamaderas y hasta juguetes.

Comentarios