Escucha esta nota aquí

Con serenidad se debe afrontar un posible contagio de Covid 19. Tranquilizarse es una de las primeras armas, pues un estado nervioso solo complica la situación. Si alguien cree que puede haberse infectado con este virus, pues estuvo cerca de una persona que dio positivo con el coronavirus, lo primero que debe hacer es contactar a un médico y contarle su situación. 

Se debe tener en cuenta que el virus tarda en incubar en el cuerpo entre cinco días y dos semanas, tiempo en el que puede no manifestar los primeros síntomas de la enfermedad, que son fiebre, tos seca y dolor del cuerpo.

Es recomendable llamar a un laboratorio clínico para el test o prueba de detección de la enfermedad, lo más pronto posible. Mientras más temprano se determine la situación, más rápido empezará el tratamiento para la cura, explicó el médico boliviano José Égüez.

Si una persona salió de su casa y estuvo a poca distancia de alguien que fue confirmado con la enfermedad debe considerarse como en riesgo de estar infectado. No debe esperar a que aparezcan los síntomas para recién realizar la consulta médica y someterse a la prueba de detección.

Síntomas 

* Fiebre

* Tos seca

* Cansancio y dolor del cuerpo

* Dolor de la garganta

* Diarrea

* Conjuntivitis

* Dolor de cabeza

* Pérdida del sentido del olfato o del gusto

* Erupciones cutáneas o pérdida de color en los dedos de las manos y de los pies

Síntomas graves

* Dificultad para respirar o sensación de falta de aire

* Dolor o presión en el pecho

* Incapacidad para hablar o moverse

También existen los enfermos asintomáticos, personas que no manifiestan los síntomas, pero que sí están infectadas, y que pueden contagiar a otras personas. Ellos también deben recibir el tratamiento médico como cualquiera que es portador del virus.



Las personas consideradas de riesgo son las mayores de 60 años, las que tienen alguna enfermedad de base, como hipertensión, problemas cardíacos o pulmonares, diabetes o algún tipo de cáncer, las que han sufrido un resfrío y tienen bajas sus defensas, identifica la Organización Mundial de la Salud (OMS).