Escucha esta nota aquí

Patrice Désilets, el creador de Assassin"s Creed, ha puesto en marcha un nuevo estudio y está trabajando en un videojuego Triple A de acción histórica y supervivencia en tercera persona.

El creativo estuvo ligado profesionalmente a Ubisoft desde 1997 hasta 2010, compañía en la que gestó Prince of Persia: The Sands of Time y los tres primeros títulos de Assassin"s Creed.

Sin embargo, abandonó la compañía y decidió probar suerte en THQ Montreal, donde empezó a definir Amsterdam: 1666, pero el destino hizo que ese estudio pasara a manos de Ubisoft, que tomó las riendas de su juego, lo despidió y congeló el proyecto.

Désilets y la productora están enfrentados en los tribunales por este asunto. Mientras, el creativo puso en marcha en Montreal el estudio
independiente Panache Digital Games
junto a Jean-François Boivin, quien también trabajó en la franquicia "Assassin"s Creed".

"Estoy profundamente conmovido por el hecho de que después de todo este tiempo sigáis apoyándonos a mi equipo y a mí", indicó Désilets en una carta enviada a sus seguidores.

El creativo aseguró que los videojuegos son una "fuerza positiva de cambio para la sociedad".

"Mi trabajo siempre ha tenido una ambición subyacente: hacer evolucionar el mundo de los videojuegos. Con esa motivación diseñé "Assassin"s Creed". Creo que de alguna manera tuve éxito en mi misión. Eso me da motivación, ambición y arrojo para continuar la aventura", sostuvo.