Escucha esta nota aquí

Aunque nunca se fue del todo, su última aparición en las redes sociales fue como el gran regreso de la Ashley Graham arrasadora y ese modelo de amor propio a seguir. La estadounidense, que a sus 32 años posó para las revistas Vogue, Elle, Harper's Bazaar y Glamour reapareció desnuda y ultrasensual, nueve meses después de dar a luz.

"Chica grande desnuda", escribió junto a una fotografía que compartió en Instagram en la que posa frente al espejo de un baño, tapándose los pechos con un brazo y la parte inferior con el lavamanos. Ashley luce sus curvas y sus estrías posparto y dejó claro porqué es una supermodelo.

En solo 24 horas, la publicación tiene más de 1,3 millones de corazones  y muchos comentarios que apoyan su mensaje 'body positive', aunque, como no puede dejar de suceder en internet, no faltaron los ofendidos por el desnudo.

Sin embargo, los piropos fueron amplia mayoría, incluso uno fue respondido por la propia modelo, que demostró que se siente segura y orgullosa de su cuerpo.

"Odio que sea vista como una 'chica grande'. No veo nada más que una mujer hermosa, naturalmente curvilínea en todo su esplendor ... súper sexy y femenina", escribió una seguidora, a la que Graham le contestó: "Escucho lo que dices. Pero si miras 'grande' como algo positivo o amor, entonces puedes verlo como yo. Amo mi hermoso cuerpo grande y fuerte. Te amo nena", apuntó la modelo, que hace nueve meses dio a luz a su primer hijo junto a su esposo, Justin Ervin.


Ver esta publicación en Instagram

nakie big girl 👋🏽

Una publicación compartida por A S H L E Y G R A H A M (@ashleygraham) el