Escucha esta nota aquí

Cuentan los historiadores de la gastronomía boliviana que el famoso y apetecible plato de falso conejo nació a principios del siglo XX, en las haciendas del norte del departamento de La Paz, de ahí llegó a la capital y después a todo el país. Y como sucede con otras comidas, en cada lugar adquiere nuevos sabores, dependiendo del clima y de la producción agrícola del lugar. 

Según el sitio Boliviachef, esta comida nace de la imitación del lambreado de conejo; sin embargo, debido a que no siempre se conseguía el conejo, se comenzó a suplir con carne, de allí el nombre de falso conejo.

El chef Javier Libera, del restaurante El Aljibe, enseña a preparar un rico plato de falso conejo.

Ingredientes

* tres cuartos kilo de carne de res

* 2 cebollas grandes peladas y picadas muy finas

* 1 zanahoria pelada y partida en ocho pedazos

* 2 dientes de ajo pelados y picados bien fino

* 4 vainas de ají amarillo molido en dos tazas de agua

* 1 taza de arvejas peladas

* 4 papas peladas y cocidas

* 1 taza de pan molido

* media cucharilla de comino

* 1 cucharilla de pimienta

* aceite y sal al gusto

Preparación

Cocinar en una olla a fuego suave la cebolla y el ajo, con un chorrito de aceite hasta que se transparente. Luego incorporar el ají molido, el comino, la pimienta y las arvejas, con un poco de sal y dejar hervir por 20 minutos, o hasta que las arvejas estén blandas.

Mientras tanto, poner harina de pan a la carne fileteada y con sal  y aplastar con un martillo de madera. Luego, freír con un poco de aceite y agregar el ahogado y dejarlo hervir por 10 minutos. Si se ve que está muy seco se le puede agregar un poco de agua caliente o un caldo de carne, antes del hervor.

El falso conejo ya está listo para servir. Se lo acompaña con papas hervidas, arroz blanco y tomate picado. Arriba de la carne se pone salsa y un poco de perejil bien picado.