Escucha esta nota aquí

Aunque nació en las humildes pascanas que hacían los carreteros y vaqueros cuando iban de un pueblo a otro, en las inmensas llanuras de Santa Cruz, actualmente el majao es una referencia y símbolo de la gastronomía del Oriente boliviano, al que ya se le ha dado un toque gourmet.

A pesar de todo, el majao sigue siendo una oferta culinaria muy sabrosa y fácil de preparar, sobre todo si se trata de la versión tostada y con charque que hoy nos sugiere el chef Javier Libera del restaurante de comida criolla El Aljibe.

Ingredientes

* 1 kilo de arroz para granear

* 600 gramos de charque

* 1 cebolla picada

* 2 dientes de ajo picados

* 1 pimentón pequeño picado

* 5 tazas de agua

* 1 taza de caldo de charque

* Condimento al gusto

* Comino y pimienta

* 4 cucharadas de aceite

* 2 cucharadas de aceite de urucú

* 5 plátanos maduros

* 5 huevos

Preparación

Lavar el charque y ponerlo a hervir en una olla con dos litros de agua, por aproximadamente 60 minutos, hasta que quede blandito. Después majarlo o golpearlo en una tabla de cocina y luego deshilacharlo. Reservar el caldo del charque.

Hacer un ahogado de aceite de urucú con la cebolla, el ajo, el pimentón y reservar. Tostar el arroz con aceite por cinco minutos, cuidando de que no se queme. Agregar el charque y el ahogado y seguir tostando por tres minutos más. Añadir el urucú, el condimento y agregar cinco tazas de agua más y una taza de caldo del charque. Probar si quedó bien de sal y dejar en el fuego hasta que se seque el arroz.

Freír los plátanos, los huevos y colocarlos en los platos, encima o a un lado del majao de charque. A algunos también les gusta acompañarlo con yuca hervida o frita. La comida está lista para ser llevada a la mesa y ser consumida.