Escucha esta nota aquí

La pandemia ha obligado a los organizadores del acto de posesión de Joe Biden como presidente de EEUU y a Kamala Harris, vicepresidenta, a cambiar la tradicional ceremonia, que se llevaba a cabo en las escalinatas del Capitolio en Washington DC, ante un numeroso público. Ya no será ahí, tampoco multitudinaria, para evitar las aglomeraciones que son fuentes de contagios del Covid-19 y por cuestiones de seguridad.

Ante esta situación y siendo EEUU el país de los grandes espectáculos, a quienes tienen a su cargo la organización se les ocurrió llevar a cabo un especial de televisión, el mismo miércoles 20, previo al acto de posesión y que sea visto por millones de personas en todo el mundo, informa la revista Vanity Fair.



El programa se grabará sin público presente, en un gran auditorio, que se mantiene en secreto por cuestiones de seguridad. Durará 90 minutos y será difundido en directo, en Bolivia se podrá ver a las 21:30, por los canales de televisión ABC, CBS, CNN (en español y en inglés) y NBC, además de las redes sociales.



El espectáculo será c
onducido por el dos veces ganador del premio Óscar, Tom Hanks, actor conocido por su militancia demócrata y que apoyó abiertamente a Joe Biden en su campaña electoral. También estarán presentes y cantarán Justin Timberlake, Bon Jovi y Demi Lovato, de la misma línea política de los nuevos mandatarios estadounidenses.



Después del programa se llevará a cabo la ceremonia de toma de posesión de Biden y de Harris, con todo el protocolo correspondiente. Tampoco se ha anunciado si el acto será en otro sitio o en el mismo lugar del show, igualmente por cuestiones de seguridad. No asistirá Donald Trump, el presidente saliente, pero sí su vicepresidente, Mike Pence.



Biden dijo que en la ceremonia de posesión se rendirá homenaje a la fuerza de la democracia, a la perseverancia del pueblo y la habilidad que tienen los estadounidenses para mantenerse unidos durante estos tiempos tan desafiantes para emerger más fuertes que nunca.



El presidente electo estará acompañado en primera fila por su esposa Jill Biden, y entre los pocos asistentes se encontrarán sus hijos. No se ha informado si habrá el tradicional baile de gala, que normalmente se hacía en la noche del acto político. 

Comentarios