Escucha esta nota aquí

Después de caminar por las calles de Santa Cruz de la Sierra, de soportar altas temperaturas, nada mejor que tomarse un refrescante mocochinchi, una de las bebidas más sabrosas que se sirven en esta tierra oriental, que viene acompañada por un durazno deshidratado.

El mocochinchi no tiene origen cruceño, llegó de los valles interandinos, donde se cultiva el durazno. Pero se adaptó y se tropicalizó, se hizo querer y gustó de tal manera que Santa Cruz lo adoptó como propio, y ahora forma parte de sus bebidas típicas. 

Este refresco se lo encuentra en todo el departamento, en sus ciudades y pueblos. Está en cada esquina y ofrece su agradable sabor y combate el calor que normalmente sofoca esta tierra. Por ello es que se puede decir que el mocochinchi es cruceño, y con él se puede brindar en septiembre, el mes de Santa Cruz.

El chef Javier Libera enseña cómo preparar esta deliciosa bebida, es fácil y lo hace en poco tiempo.

Ingredientes

* 1 kilo de mocochinchi (durazno deshidratado, que se encuentra en los mercados)

* 2 kilos y medio de azúcar

* 6 ramas de canela

* 10 clavos de olor

* 13 litros de agua

Preparación

Lavar las bolas de mocochinchi y ponerlas a hervir con tres litros de agua, una parte de la canela, el clavo de olor y agregar el azúcar necesaria, por aproximadamente dos horas, hasta que queden blandas.

En otro recipiente, hervir el resto de la canela con 10 litros de agua, durante 40 minutos, hasta que obtenga un color fuerte. En una sartén colocar el resto del azúcar con agua y dejarlo por unos minutos en el fuego, hasta que alcance un tono oscuro, que es el caramelo quemado.

Una vez que se tiene listo el almíbar, mezclar con el refresco y dejarlo enfriar, luego integrarle las bolas del mocochinchi, y el refresco está listo. Se lo pone en la heladera, pues esta bebida se toma siempre bien fría. Recuerde que en cada vaso va una deliciosa bola de mocochinchi.