Escucha esta nota aquí

Llegó a ser el epicentro mundial del Covid-19, la ciudad más golpeada por el coronavirus en EEUU, con medio millón de contagiados y 35 mil muertos. Nueva York, considerada la capital del planeta, sufrió con el coronavirus lo que nunca se imaginaron, ni siquiera con la recesión económica de los años 30 o los atentados terroristas a las Torres Gemelas en 2011.

Su emblemática quinta avenida, Times Square y Broadway apagaron sus luces por temor a la enfermedad. Su frenética vida cultural y artística también se paralizó, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, Met, uno de los más grandes y prestigiosos del mundo, cerró sus puertas por cinco meses.

Pero en una batalla campal contra el virus y con todas las medidas de bioseguridad disponibles a su favor, dicho centro cultural volvió a abrir sus puertas recientemente, con la autorización y el apoyo de las autoridades.

El Met está situado en pleno corazón de la ciudad, en la quinta avenida y frente al Parque Central. Y ya está recibiendo visitantes, pero solo para llenar el 25% de sus instalaciones. A todos los asistentes se les toma la temperatura, tienen que llevar barbijo, al ingresar reciben alcohol en gel para las manos y deben respetar el distanciamiento social, informó en su página web la cadena Telemundo.

Triunfo

Las personas que ingresan o salen del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York lo hacen orgullosos con los brazos levantados, en señal de triunfo frente al Covid-19 que obligó a su cierre por cinco meses. Afuera, la gente que hace fila para ingresar los aplauden, como muestra de alegría por la batalla que se le está ganando al virus.

El presidente del Met, Daniel Weiss, manifestó que por la pandemia tuvieron que despedir al 20% de su personal, de sus 2.000 empleados. El resto participó en jornadas internas de actualización de sitios culturales, cómo enfrentar virus e intercambiaron experiencias con varios museos similares de Europa.

El cierre los llevó casi a la quiebra, pues como viven de las entradas, durante casi medio año no tuvieron ingresos. Acumulan un déficit de 150 millones de dólares, que tienen previsto encarar con sus propias recaudaciones y donaciones. En abril tenía que llevarse a cabo la famosa Gala Met, que le genera mucho dinero, pero se tuvo que suspender por la emergencia sanitaria, contó Weiss.

También destaca el carácter más inclusivo del museo, pues una de las exposiciones que más están promocionando y que tiene notable éxito es una dedicada al artista Jacob Lawrence, que rinde homenaje a la comunidad afroamericana, a la que pertenece.

Grandeza del Met

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York es uno de los más grandes e importantes del mundo. Tiene 152 años de existencia y el año pasado recibió 7,6 millones de visitantes, que este año disminuirá drásticamente por su cierre temporal a causa de la emergencia sanitaria.

En sus galerías hay dos millones de obras de arte de todo el mundo. Sus colecciones abarcan desde la Grecia y Roma clásica, piezas milenarias egipcias, africanas, asiáticas, islámicas y bizantinas. Tienen cuadros y esculturas maestras del Renacimiento de Rafael, Tiziano y El Greco, como también de Rembrandt, Velázquez, Picasso, Pollock y Braque.



A diferencia de otros grandes museos del mundo, el Met no tiene influencia política partidaria ni gubernamental. Sus directivos son nombrados por sus aportes a la institución o por sus conocimientos de arte. Por ello su administración es eficiente y ha conseguido posicionarlo como uno de los mejores del mundo.

Además de sus galerías de arte, este museo tiene otros espacios dedicados a acoger conferencias, cursos y hasta eventos sociales de mucha trayectoria, como desfiles en la Semana de la Moda de Nueva York, que aglutina a grandes diseñadores internacionales.