Escucha esta nota aquí

La nota principal era la decimotercer victoria del Roland Garros del español Rafa Nadal ante el serbio Novak Djokovic y, por supuesto, tuvo la merecida cobertura. Sin embargo, pasado el alboroto, más que el récord del ídolo mundial del tenis, la 'joya' que lució durante el torneo y con el que posó en todo momento fue titular alrededor del mundo, pues solo él y otras 49 personas en todo el globo terráqueo pueden darse el lujo de lucir este reloj $us 1 millón. 

Así es, ese es el precio del reloj que, además, es el más liviano del mundo, pesa solo 30 gramos y es capaz de soportar la fuerza de los raquetazos del deportista.

La relojería suiza Richard Mille fue la encargada de crear el modelo RM 27-04, un tourbillon fabricado con un nuevo material de titanio y carbono con avanzadas innovaciones tecnológicas.

Richard Mille describe en su propia web que son los encargados de elaborar "prodigios tecnológicos en miniatura y obras minuciosas producidas en cantidades limitadas para quienes aprecian la alta relojería".

El RM 27-04  fue creado para conmemorar el 10º aniversario de la colaboración entre Rafael Nadal y Richard Mille y detalla que solo se fabricaron 50 unidades.

Características

Posee 19 rubíes  y la platina y los puentes (que conforman el 'chasis' de la máquina) fueron fabricados con titanio grado 5, una aleación biocompatible, resistente a la corrosión y de excepcional solidez, que garantiza al tren de engranajes un funcionamiento perfecto.

Esta aleación está compuesta de un 90 % de titanio, un 6 % de aluminio y un 4 % de vanadio. Esta combinación mejora las propiedades mecánicas de la aleación, lo que explica su uso frecuente en las industrias aeroespacial, aeronáutica y automóvil.

Otro detalle asombroso es la caja (el cuerpo principal) del reloj, hecha con un material exclusivo de la firma, el TitaCarb®, una poliamida reforzada con un 38,5 % de fibra de carbono que alcanza una resistencia a la tracción excepcional de 3700 kg/cm2. Además, todas las molduras fueron pulidas al diamante.

Lo más llamativo y que corrobora su fabricación inspirada en Nadal es la parte frontal y posterior de la 'joya', un diseño de cuerdas entrecruzadas, que simula una raqueta de tenis.  

Este gustito marca otro récord de Nadal, esta vez en lujos, ya que en el Roland Garros en 2017 llevó un Richard Mille de   $us 750.000.