Escucha esta nota aquí

Hasta la mitad del siglo, pasado el pipián de pollo era un plato muy común en las mesas de Santa Cruz. Se lo preparaba especialmente los domingos o para alguna celebración especial, al ser considerado algo sofisticado para la época, aunque sus ingredientes y forma de preparar eran simples. La llegada de otras opciones culinarias, como los churrascos, las comidas rápidas, la china y la italiana lo desplazó hasta hacerlo quedar casi en el olvido.

Javier Libera, chef del restaurante El Aljibe, desempolva una receta de pipián de pollo y la comparte, para que se lo aprenda a cocinar, vuelva a las mesas de los cruceños y de quienes viven o visitan esta tierra que tiene una gastronomía sabrosa y variada.



Ingredientes

* 1 pollo limpio sin piel y deshuesado

* Medio kilo de cebolla rallada o picada en trozos pequeños

* 1 pimentón grande picado muy fino

* 3 dientes de ajo picados muy finos

* 2 tomates picados finos

* 2 tazas de maní tostado

* 2 tazas de agua

* Media cucharilla de palillo

* 1 pizca de comino

* 1 chorro de aceite

* Sal a gusto

Preparación

En una olla tostar el maní hasta conseguir un color café con leche o algo dorado. En otro recipiente preparar un ahogado con aceite, cebolla, pimentón, tomates y ajos.

Licuar el maní tostado con dos tazas de agua, incorporar el palillo y mezclar con el ahogado, dejando cocer por 10 minutos, para después agregar las presas del pollo, dejando todo al fuego por 25 minutos, hasta que se vea que el pollo está cocido.

El pipián está listo. Se lo puede acompañar con arroz graneado y yuca hervida. Y para beber una refrescante chicha camba. Este plato tiene que ser servido bien caliente.