Escucha esta nota aquí

La magia del manto de sal más grande del mundo, situado en el altiplano potosino, sedujo al cantautor Giuseppe (José Miguel Lijerón) durante la filmación del video de su reciente canción titulada Uyuni, en ritmo de reguetón. El artista compuso el tema inspirado en la infinita belleza natural del lugar, en sus paisajes únicos y surrealistas, escribió la letra y luego le puso música, y este lunes presentará el resultado final en sus redes sociales.

Giseppe contó que siempre admiró el salar de Uyuni, el blanco del suelo que se une con el infinito del cielo, sus islas de tierra, las montañas que lo rodean y los lugares cercanos como el cementerio de trenes. Por todo ello creía que ese lugar debería ser promocionado internacionalmente, para que lleguen más turistas y conozcan esos singulares paisajes  bolivianos.



Inspirado en todo ello fue que compuso el 'rap exprés' Uyuniy junto al equipo de la productora Sobrino se fueron al salar a filmar por dos días las hermosas imágenes del cielo estrellado. Allí grabaron el video, que está siendo editado y concluido en su parte técnica, pues el jueves será presentado al público y visto por YouTube, Facebook, Instagram y Tik Tok.

El artista cruceño dijo que desde que llegaron a Uyuni fueron muy bien recibidos por sus autoridades, que les brindaron su apoyo y facilitaron su trabajo. También destaca la amabilidad de la gente que les ofrecía su ayuda en todo lo que sea necesario. "Quedé gratamente sorprendido por tanto cariño, hicieron posible que nuestro trabajo sea más fácil, más llevadero y sobre todo más eficiente, pues nos llevaban a lugares a los cuales muchas veces el turista común no llega", contó.



En el salar grabaron por más de un día y otro fue dedicado al cementerio de trenes, donde se encuentra maquinaria de casi un siglo de antigüedad y que representa parte del pasado glorioso industrial de esta zona. 

Para estas ocasiones Giuseppe lució un look ecléctico, en el que combina su apariencia moderna con los ponchos y tejidos típicos del lugar.




Comentarios