Escucha esta nota aquí

Parecen historias de siglos pasados, pero sucede en estos tiempos. En octubre de 2019, la Casa Real tailandesa repudió y retiró los títulos a Sineenat Wongvajirapakdi, que fue nombrada "consorte real" del rey Vajiralongkorn en agosto. Un comunicado acusaba a la mujer de "desleal y desobediente a la corona" al pronunciarse en contra de la reina Suthida -con quien el rey se casó en mayo del mismo año. "La consorte real es desagradecida y se comporta de un modo impropio. Tampoco está satisfecha con el título que le ha sido otorgado, haciendo todo lo posible para elevarse a la altura de la reina", se leía en un comunicado, recogido por el diario español ABC. Después del polémico anuncio, la mujer, de 35 años, fue encerrada en la cárcel femenina de Lat Yao, en Bangkok

Sin embargo, esa es una polémica pasada, pues ahora, la noticia que dio la vuelta al mundo es que el rey perdonó a Sineenat y la recibió en persona en un aeropuerto de Múnich (Alemania), donde vive, para que se reincorpore al harén del monarca en el Grand Hotel Sonnenbichl de Baviera, donde se alojan todos los miembros de la corte.

"En virtud de esta orden real, Sininat Wongwachiraphak será nombrada "noble consorte real", dándole el título de chao khun phra sineesat bBilaskalyani, y sus rangos y posiciones militares como si nunca antes se le hubiera despojado de ellos", dice un nuevo texto publicado en la Gaceta Real.

¿20 mujeres para él?

En marzo, el diario El País y otros medios de todo el mundo informaron que Vajiralongkorn alquiló todo el Grand Hotel Sonnenbichl de Baviera para cumplir el aislamiento preventivo del coronavirus. Según el diario español, allí también se alojaban 20 concubinas. 

Protestas

El perdón de la "consorte real" se produce en medio de una ola de protestas de estudiantes que reclaman más democracia y limitar los poderes del monarca tailandés. Las leyes de aquel país castigan con hasta 15 años de cárcel las críticas a los miembros de la familia real, por lo que las personas se han volcado a las redes sociales para difundir los abusos del monarca.

El nombramiento en julio de 2019 de Sineenat como "noble consorte real" fue el primero en casi cien años, ya que el título había quedado obsoleto. En el pasado, los monarcas tailandeses eran polígamos, práctica que se abandonó en el siglo XX y fue abolida legalmente en 1935.

Sineenat llegó a aparecer posando con el monarca en una serie de fotografías divulgadas en la web de la Casa Real, donde también se veía pilotando aviones o con uniforme militar. Tras su caída en desgracia, todas sus imágenes y biografía desaparecieron del portal.

Además del título de "consorte real", la mujer, una antigua enfermera en un hospital militar, fue despojada de su rango de general del Ejército y como miembro de la guardia real, entre otras competencias, indica el diario español El Mundo.

Vajiralongkorn se casó en mayo de 2019 con la actual reina Suthida, una azafata de vuelo que también había formado parte del cuerpo especial de seguridad real.

El rey, de 68 años, ya se había casado tres veces antes. El tercero de los matrimonios acabó con otra polémica, debido a que envió a prisión a los padres, hermanos y otros familiares de la entonces princesa Srirasmi por utilizar la imagen de la Casa Real en su beneficio personal.

Desde aquella separación, en diciembre de 2014, tampoco han trascendido datos oficiales sobre el paradero de la madre del príncipe Dipangkorn, primero en la actual línea sucesoria.

De sus anteriores relaciones, Vajiralongkorn tiene otros seis hijos, dos mujeres y cuatro varones, estos últimos desheredados y viven fuera del país.

El rey, que desde su ascenso al trono ha ampliado sus poderes y control sobre el dinero de la Casa Real, no ha logrado heredar la popularidad de su padre, Bhumibhol Adulyadej, que reinó durante siete décadas.