Escucha esta nota aquí

Huevos y papas, papas y huevos. Poco más se necesita para preparar una tortilla española. Allá, en España, la conocen como tortilla de patatas y es un plato muy frecuente en la mesa. Para prepararla solo se requiere un par de ingredientes comunes y baratos y buena mano en la cocina.

La forma de prepararla es sencilla. Las papas picadas en pequeños cuadrados se fríen en abundante aceite hasta que se doren. Antes de agregar el huevo batido, se escurre el aceite para lograr una presentación limpia y compacta. Cualquiera la puede hacer en casa. Pero para que salga bien, es bueno saber unos trucos que ayuden a mejorar la textura y el sabor del platillo.

Dos o tres cucharadas de leche ayudarán para que el cuerpo de la tortilla sea más compacto y gane volumen. Bata los huevos junto a la leche y disfrute de una tortilla espectacular.

La relación entre los ingredientes también ayuda a obtener una buena tortilla. Para que las papas no “floten” en el huevo batido, es necesario mantener un equilibrio según la receta. Por cada huevo grande se considera que debe incluirse 100 gramos de papa. De esta forma, el huevo recubrirá la papa y lograrás una presencia de libro.

La cebolla está siempre presente en el debate sobre si forma parte o no de la tortilla española. Es una opción personal y de gusto. Más allá de que agrega sabor, esta debe estar bien picada y se fríe junto a la papa. También se puede agregar un poco de pimentón verde, que, además del color, ayudará a los demás ingredientes a tener una mejor cocción.

Al freír las papas, se comienza primero con fuego lento. El aceite, mejor si es de oliva, debe cubrir la totalidad de las papas. Paulatinamente eleva la temperatura para que queden doradas. Para algunos, las papas deben estar cocidas y no fritas (requiere menor cantidad de aceite) mientras que otros prefieren el sabor de la papa frita (más aceite).

Para salar la tortilla española agrega la sal mientras las papas se fríen. Evita que la sal acompañe al huevo. ¡Ah! Y para dar la vuelta a la tortilla recurre a un plato con el diámetro de la sartén. Un movimiento rápido y seguro permitirá esta tarea para completar su preparación por ambos lados.

Tocino, jamón, queso o chorizo son ingredientes que se pueden combinar en la tortilla y aportar sabor. Estos ingredientes, en pedazos pequeños, pueden prepararse en la misma sartén dependiendo el tiempo de cada uno para su debida cocción. La tortilla ganará en sabor y jugo.

A continuación, encuentra aquí un video ilustrativo que guiará tu día de cocina.