Escucha esta nota aquí

Su imagen es muy popular en EEUU, gracias a sus programas de entrevistas en la TV y por el humor que le pone a los mismos. En Latinoamérica Ellen DeGeneres no es muy conocida, a pesar de que en dos ocasiones condujo la entrega de los premios Óscar. Actualmente su imagen cobró notoriedad en la región, pero por algo que no es bueno. Fue denunciada por sus trabajadores de malos tratos laborales y de aceptar el ambiente tóxico en sus shows.

La rubia de ojos celestes aceptó que no hizo nada para mejorar el ambiente tóxico que había detrás de bambalinas en sus programas de televisión. Reconoció que ella misma había fomentado aquella situación incómoda para sus trabajadores al quedarse de brazos cruzados y mirar todo de palco.

Por todo ello, en una decisión concertada entre los ejecutivos de CBS, donde se emite su programa, Warner Bros. que produce el show y ella, decidieron suspender la grabación del mismo, hasta que la situación mejore.

DeGeneres en sus redes sociales pidió disculpas a sus funcionarios, a sus invitados y al público, por este asunto que para ella es muy desagradable y que causó molestó a muchas personas.

¿Qué pasó?

A fines del mes pasado un grupo de empleados de El show de Ellen DeGeneres, que se emitía por la cadena CBS, denunció que al interior del programa de TV había un ambiente de trabajo tóxico, que detrás del escenario se ha normalizado el acoso y la intimidación, que había racismo y una dinámica del miedo.



Los denunciantes expresaron que los trabajadores recibían represalias laborales cuando cuando tomaban días libres por problemas médicos o familiares, entre otros ejemplos de intolerancia laboral.

DeGeneres quedó sorprendida con las denuncias. Dijo que no sabía nada de ello, pero después reconoció que sí, que se había percatado de que en sus estudios de grabación no había buen ambiente. Por ello pidió disculpas, prometió que eso iba a cambiar y que no volvería a suceder, informó el diario español El País.

Se criticó mucho a la presentadora de TV, pues ella siempre fue una abanderada de los derechos de los trabajadores y fomentó la cultura del diálogo. Saber que aceptaba el mal trato a sus empleados, llegando hasta al acoso sexual, la valió una bajada en su nivel de aceptación en su audiencia.

Se dijo que tenía doble moral. En su programa cuestionaba a las celebridades de mal carácter y a las empresas que no trataban bien a sus trabajadores.

Ed Galvin, Kevin Leman y Jonathan Norman, productores de El show de Ellen DeGeneres fueron quienes realizaron la denuncia de ambiente tóxico laboral y malos tratos, que luego fue respaldado por 10 trabajadores y después por otros exfuncionarios del programa, cuenta la revista de espectáculos Variety.

Pero así como se sumaron las críticas a la presentadora de TV, también hay gente que la apoya. Recibió muchos mensajes de personas que la respaldan por el trabajo que lleva a cabo desde que se inició su programa de entrevistas hace más de 30 años.

Celebridades como Katy Perry, Ashton Kutcher y Kevin Hart hicieron público su respaldo a Ellen, mediante sus redes sociales. Ellos destacan la calidad humana de la rubia cuestionada.

¿Quién es ella?

Ellen DeGeneres es una comediante, actriz y presentadora de TV de 62 años, nacida en Metairie, Luisiana, criada en Nueva Orleans y en Atlanta, y residente en Los Ángeles, EEUU. Es abiertamente lesbiana y desde 2008 está casada con la actriz Portia de Rossi.



Desde chica tuvo habilidades artísticas, sobre todo en el humor, que supo explotar muy bien. Sus monólogos cargados de chistes y crítica social le dieron mucha popularidad y la llevaron a la televisión.

Desde 2003 produce y conduce El show de Ellen DeGeneres que llegó a tener 2,5 millones de audiencia en EEUU, convirtiéndola en una de las celebridades más influyentes. Gana 15 millones de dólares al año solo por su trabajo en la TV, sin contar las apariciones públicas que realiza, que son pagadas, y por su participación en campañas publicitarias.

En la película de dibujos animados Buscando a Nemo, de Disney y Pixar, le puso la voz al personaje de Dory, trabajo que repitió en el filme, también de animación, Buscando a Dory.

Ha ganado siete premios Emmy por sus programas de TV y un Globo de Oro. En 2007 y en 2017 fue la conductora de la entrega de los Óscar de Hollywood, por lo que recibió muchas felicitaciones por su sentido del humor, pero también algunas críticas por burlarse en público de algunos personajes.

Muchos medios de comunicación se han hecho eco de esta situación. El diario español ABC título su reportaje Ellen DeGeneres, la reina del humor ya no hace gracia a nadie en EEUU;  CNN lo hizo con La larga y ahora controvertida carrera de Ellen DeGeneres; Investigan maltrato laboral en el show de Ellen Degeneres, dice El Tiempo, entre otros.

La polémica de Ellen DeGeneres, de quien se dice que ha cambiado mucho y que se volvió de mal carácter, sacó a relucir los nombres de otros famosos que también son conocidos por ser irrespetuosos con la prensa y el público.

El portal Vix cita a Julia Roberts, Ariana Grande, Lindsay Lohan, Christina Aguilera, Val Kilmer, Jennifer López, Christian Bale, Russell Crowe, Mel Gibson y a Alec Baldwin como artistas de mal carácter. En el mundo latino se conoce que Luis Miguel, Paulina Rubio, Niurka Marcos y Laura Zapata no son muy amables.