Escucha esta nota aquí

En tiempos de desesperanza aparece una buena noticia que alienta a soñar y trabajar para alcanzar las metas. Con 19 años y una corta carrera en el modelaje, la británica Ellie Goldstein se convirtió en la primera modelo con síndrome de Down en protagonizar una campaña de Gucci y, recientemente, en aparecer en la portada de la revista internacional Elle México.

Para Elle, "linclusión debe ser intencional para tener éxito, y si la moda no se esfuerza por crear una cultura inclusiva, por consecuente está generando una cultura de exclusión". Por ello, con Ellie demuestran esta mentalidad transformadora.

También destacan la gran misión que asumió Ellie, de abrir camino para las personas con discapacidades visibles o invisibles.

Acerca de la trayectoria de Goldstein, repasa sus inicios en obras teatrales escolares hasta sus 15 años, cuando su madre descubrió a Zebedee Management, una agencia de talento comprometida con la representación de "modelos con discapacidades y apariencias alternativas". Desde entonces, la joven se convirtió en representante para las personas con síndrome de Down en editoriales de moda y campañas publicitarias para marcas de la talla de Gucci y Nike.

Amante de la moda, extrovertida y muy a gusto con ser el centro de atención, como relata la publicación, la protagonista de la portada comenta que dentro de sus objetivos a futuro está trabajar para marcas como Chanel y Louis Vuitton y que su rostro esté en todo el mundo.

Comentarios