Escucha esta nota aquí

Sir Elton John, el famoso cantante y compositor, que en 1996 recibió la orden de Caballero del Imperio Británico de manos de la reina Isabel II del Reino Unido, está más feliz que nunca y lo manifiesta en sus redes sociales. Y es que está festejando 30 años de haber dejado de consumir cocaína y varios tipos de bebidas alcohólicas.

El artista explica que en su juventud, ahora tiene 73 años, se llevó dejar por la vanidad y el egocentrismo. Asistía a fiestas descontroladas, donde el alcohol, las drogas y el sexo eran las cartas más corrientes. Él ya era una celebridad y muchos querían consentirlo, por lo que le daban gusto en todo.

Empezó probando cocaína, que luego combinó con alcohol y whisky. Esta situación también lo llevó a un descontrol alimenticio que afectó su salud física.

Llegó el momento en que no le importaba nada, solo quería divertirse, darle gusto a su cuerpo y a sus adicciones. Pero un día se dio cuenta de que estaba entrando en un callejón en el que la salida era la muerte. Por ello fue que pidió ayuda profesional.

Elton John inició un tratamiento en Inglaterra y fue internado en una clínica de rehabilitación para drogadictos. Después de casi un año fue dado de alta, pero su terapia seguía en la casa. Dice que tuvo la suerte de que sus familiares y amigos íntimos se preocuparon por él y lo ayudaron. "Si no haya sido por la ayuda de ellos, hubiese muerto", dice el artista.

Durante dos años estuvo alejado de los escenarios y estudios de grabación, pero siguió componiendo. Cuenta que aquel tiempo de lucha contra sus adicciones le sirvieron de inspiración para crear múltiples canciones.

Su festejo

Confinado en su casa de Inglaterra por la cuarentena del coronavirus, Elton John recordó que hace 30 años, su centro de rehabilitación le dio de alta y le dijeron que podía seguir solo y sobrio por la vida. Por ello es que celebra, pues dice que volvió a nacer, porque estaba muerto en vida.

Su esposo, David Furnish (57), con el que lleva 12 años de relación sentimental y seis de casados, fue el encargado de organizar un festejo elegante. Estuvieron presentes sus hijos Elijah (9) y Zachary (7) Furnish-John. Sus amistades, entre los que hubo excompañeros de rehabilitación, le hicieron llegar flores, tarjetas de felicitaciones, chocolates y muchos regalos.



Amigos como el exfutbolista David Beckham y la actriz Elizabeth Hurley, fueron efusivos y cariñosos en sus felicitaciones y le expresan su admiración por haberse mantenido sobrio durante tres décadas, siendo un ejemplo para todos.

El centro en el que Elton John se rehabilitó le mandó una torta en forma de 30 y un mensaje de admiración. La celebración consistió en una cena y luego un brindis.

Su vida musical

Su nombre original es Reginald Kenneth Dwight. Nació hace 73 años en Middlesex, Inglaterra, Reino Unido. Por su contribución a las artes y apoyo a labores solidarias la reina Isabel II lo nombró primero Conmendador y en 1996 Caballero del Imperio Británico, por lo que recibe el título de sir.

Desde jovencito destacó por sus cualidades musicales. Ha lanzado más de 30 álbumes de estudio y ha vendido más de 300 millones de discos en todo el mundo. Es el único artista que en 31 años consecutivos ha tenido al menos un tema en el top 100 de la revista Billboard.

Su canción Candle in the wind, reescrita en 1997 en honor de su gran amiga, la princesa Diana de Gales, vendió más de 33 millones de copias.

Elton John ha ganado dos premios Óscar, un Globo de Oro y cinco Grammy, entre muchas otras distinciones. La revista Rolling Stone lo situó entre los 50 artistas más influyentes del rock and roll. La película Rocketman, estrenada el año pasado, narra su vida. 



Es filántropo y promotor de las artes. En 1988 declaró su homosexualidad, tiene una fundación que ha recaudado más de 200 millones de dólares para la lucha contra el Sida y es uno de los defensores de los derechos de los gays en todo el mundo.