Escucha esta nota aquí

El cantante británico Elton John (73) sigue dando de qué hablar y no es por sus actividades artísticas. Esta vez fue por una demanda judicial que entabló en su contra su exesposa, la ingeniera de sonido alemana Renate Blauel (67), en Reino Unido, exigiendo el pago de cuatro millones de dólares como indemnización por haber hecho públicos detalles de su luna de miel, cuando tienen un acuerdo legal de confidencialidad.

El artista contó en su libro autobiográfico Yo, Elton John, publicado en enero pasado y replicado en la película Rocketman, que cuando en 1984 se fue de luna de miel con su mujer a Saint Tropez, en la costa azul francesa, al tercer día del viaje él le pidió que se vaya. Ella, desencantada y ofendida, se fue a otra habitación del departamento donde se alojaban y trató de suicidarse tomando 36 tabletas de Vallium.

Fue encontrada inconsciente y llevada a un hospital, donde le hicieron un lavado de estómago y le salvaron la vida. Luego de que convaleció, Elton John por medio de un amigo la hizo llevar al aeropuerto para que retorne a Londres. Ya tenían listo su equipaje, pues el cantante no la quería a su lado.

Esa luna de miel, que no fue de pareja, pues lo acompañó un amigo, John Reid, que resultó ser amante del artista, se cuenta en el libro sobre la vida de Elton John, lo que molestó a su exesposa.



Pareja, dispareja

Renate Blauel tenía 28 años cuando conoció a Elton John, de 34. Fue en un estudio de grabación, en Londres, en 1983, donde ella trabajaba como ingeniera de sonido, y él iba a grabar canciones. Un año después la pareja se casó en Australia  y la unión legal duró hasta 1988.

En aquella época el cantante británico consumía drogas y alcohol en exceso. Iba a fiestas desenfrenadas y nunca ocultó su homosexualidad, por lo que sus amigos se preguntaban por qué se casó con una mujer, si le gustaban los hombres.

Después de cinco años decidieron divorciarse. Firmaron un acuerdo legal en el que ambos se comprometían a no contar aspectos íntimos de su vida en común. En estos 32 años, Blauel dijo que ha tratado de quitarse la etiqueta de exesposa de Elton John y tener una vida propia y discreta, publica el diario español El País.

La demanda

Fue presentada en el Tribunal Superior de Londres y pide cuatro millones de dólares por daños y perjuicios sicológicos y morales, por incumplimiento de una de las cláusulas del divorcio, que era la confidencialidad de ambas partes.

La exesposa expresó que tanto el libro como la película la volvieron a poner en el centro de la atención pública internacional, despertando el interés de la gente en su vida privada.

Dijo que Elton John le ocasionó en el pasado daños siquiátricos que han vuelto a su vida con la publicación de las dos obras biográficas. Recuerda que en 1985 tuvo un ataque de pánico y salió corriendo cuando almorzaba con la reina madre de Inglaterra y con los príncipes Andrés y Margarita, en un evento social organizado por su exesposo en Londres.

En su defensa el cantante dijo que no sabía que Renate tenía problemas de salud mental y que nada de lo que ha dicho y se encuentra en el libro y en el filme es mentira, y que ello no viola el acuerdo al que llegaron.

También manifestó su extrañeza por el juicio, y cree que lo que desea su exesposa es dinero, fama y manchar su nombre. Explicó que en más de 30 años no tuvieron problemas, que él la respeta y lo seguirá haciendo

El abogado de Renate replicó que el artista sí sabía que ella luchaba contra la depresión y la ansiedad, y que el conflicto se dilucidará en los tribunales de justicia.



Desde 2014 Sir Elton John, que es caballero del Imperio Británico, está casado con el publicista canadiense David Furnish (57) y tiene dos hijos, Zachary (9) y Elijah (7), nacidos por gestación subrogada.