Escucha esta nota aquí

La gastronomía de las tierras bajas de Bolivia es diversa y de muy buen sabor, a pesar de que sus ingredientes son sencillos, su forma de preparar es simple y no lleva mucho tiempo. La capirotada, que es un caldo con charque, huesos y harina de maíz, es uno de ellos, que estuvo un poco olvidada, pero que ahora vuelve a salir y se posesiona en el gusto de los comensales.

A principios del siglo XX los viajes a los pueblos, en carretón y a caballo, hacían que las comitivas tengan pascanas, los lugares de descanso en los que se aprovechaba para asearse y preparar el almuerzo o la cena, para que la gente coma y renueve sus fuerzas. Así nació la capirotada, de manera simple, pero con mucho sabor. En aquella época se la servía en platos hondos de metal, que eran fáciles de lavar y guardar para seguir el viaje.

El chef cruceño Daniel Arandia comparte su receta de la capirotada, que ha sufrido algunos cambios con el paso del tiempo y con la incorporación de nuevos ingredientes de la cocina.

Ingredientes

* 10 tazas de agua

* Medio kilo de charque, mejor si es de pecho

* Medio kilo de hueso de agujitas

* Cuarto kilo de queso rallado

* Medio kilo de harina de maíz blando

* Tomate y cebolla

* Urucú y sal al gusto

Preparación

Lavar bien el charque para sacarle un poco de sal. Después, en una olla grande poner a hervir el charque y el hueso de agujita picados, con 10 tazas de agua. En una sartén preparar el ahogado de tomate, cebolla y urucú, y luego agregarlo a la olla, dejarlo hervir por le menos una hora, hasta que la carne quede blanda.

En otra sartén tostar la harina de maíz con un poco de agua y un chorro de aceite de urucú, disolverla a fuego lento hasta que quede bien suave. Luego incorporar a la olla del charque, batir con una cuchara de madera, agregar el queso y dejar cocinarse por lo menos media hora más. Se tiene que probar si está bien de sal, si le falta, se le agrega un poquito.

La capirotada ya está lista. Se tiene que servir caliente, se le puede añadir más queso rallado arriba del caldo y acompañar con yuca hervida.