Escucha esta nota aquí

A pesar de los años, sigue vigente. Es Charles Dickens. El escritor inglés es uno de los grandes representantes de la literatura de la época victoriana. Sus relatos siguen siendo adaptados para crear nuevas historias, así como llevados al cine y a la televisión. Este mes se recuerdan 150 años de su partida.

Su estilo de sátira a la aristocracia británica es lo más relevante en sus textos. Incluye toques de ironía y elementos familiares que siguen presentes en pleno siglo XXI. La crítica social la hacía con humor y creaba expectativa entre sus lectores. Y es que Dickens publicaba sus novelas por entrega, es decir, daba a conocer una parte de la historia en turno en algún fascículo de manera semanal.

¿Por qué leer a Charles Dickens?

- Su crítica social sigue siendo vigente hoy en día. La desigualdad de clases no ha cambiado. Esto permite que el lector se identifique con sus protagonistas y antagonistas, como Oliver Twist o Ebenezer Scrooge.

- Combina idealización de los personajes con escenas cómicas. Es decir, su forma de narrar va desde lo más romántico e idílico a lo cómico, manteniendo las emociones enganchadas a las historias.

- Incorpora elementos de su propia vida a sus historias. Así que leerlo es conocer mucho de su pasado y biografía.

- Sigue siendo considerado uno de los grandes influyentes para varios autores modernos.

- Es una gran exponente del realismo literario, sin ser terriblemente crudo.

Su obra es muy amplia. Las más importantes son ‘Un cuento de Navidad’ y David Copperfield que, de hecho, es su obra más autobiográfica. Entre sus historias siempre hay algo para todos los gustos: amor en Grandes esperanzas; problemas políticos, sociales e históricos en Historia de dos ciudades; y aventuras juveniles en Oliver Twist’.