Escucha esta nota aquí

Lo que muchos sabían y callaban, lo que se conocía como secreto a gritos ya fue desvelado. Se denunció que en el ambiente del modelaje internacional hay abusos sexuales contra las maniquíes por ejecutivos de las agencias, de los productores y de los fotógrafos, que las obligan a mantener relaciones íntimas y a cambio les dan trabajos.

Carré Otis, Jill Dodd y Ebba Karlsson, que fueron modelos en los años 80 y 90, junto a la periodista de la BBC de Londres, Lisa Brinkworth, sentaron denuncia contra el empresario francés Gerald Marie, expresidente de la agencia Elite Europa, por violación y agresión sexual a menores, pues ellas lo eran cuando fueron conminadas a mantener relaciones íntimas, informa el diario La Vanguardia.

El caso fue denunciado ante la Brigada de Protección de Menores de Francia y la fiscalía ya empezó a investigar la situación, que ha sido llamado el #Mee Too de las pasarelas, haciendo un paralelismo con los casos de abusos que se hicieron públicos en la industria del cine.



Todo surgió por una inv
estigación que realizó la periodista Lisa Brinkwork. Se comentaba en el ambiente de la moda que se prostituía a modelos, pero no había pruebas ni nadie quería hablar. Entonces la reportera, que era joven y bonita se infiltró en la agencia Elite Europa, fue a París fingiendo que quería ser maniquí. Conoció a Gerarld Marie, que en esa época manejaba buena parte de esa industria, la invitó a salir y la agredió sexualmente. Cuenta ella que le ofreció 800 dólares y cuando lo rechazó se le abalanzó y colocó sus genitales sobre su bajo vientre.

El tiempo pasó y Brinkwork dio la vuelta a la página de ese capítulo de su vida. Hasta que se enteró de que tres exmodelos estaban haciendo una denuncia por violación contra el empresario francés. Fue allí que se sumó a las otras víctimas y contó su historia.

La ahora exmodelo estadounidense Carré Ottis, que fuera esposa del actor Mickey Rourke, contó que cuando tenía 17 años fue violada por el presidente de la agencia Elite Europa. Dijo que sucedió varias veces, sobre todo en París. Si no accedía a ello no le daban trabajo en los desfiles ni en campañas publicitarias.

Por su parte Jill Dodd, también de EEUU, a sus 19 años fue llevada por la agencia Elite a la capital francesa. Allí conoció a Gerald Marie, que la obligó a tener relaciones sexuales con él a cambio de buenos trabajos

Un caso similar es el de la sueca Ebba Karlsson, que cuando tenía 20 años llegó a París para participar en desfiles de modas, pero antes de eso estuvo obligada a complacer sexualmente al más importante empresario del modelaje de aquella época, Gerald Marie.

Las tres exmodelos y la periodista afirmaron que hay muchos casos más de abusos sexuales en el ambiente fashion, y no solo cometidos por el ejecutivo de Elite, sino también por otros hombres, que se desempeñaban como agentes, productores y fotógrafos. Y no solo abusaban de mujeres, sino también de modelos varones.

Las denunciantes esperan que así como ellas se animaron a hacer públicas sus historias de abusos sexuales, otras modelos también lo hagan, para que las violaciones no queden impunes. Instaron a que levanten sus voces, no importa si pasó mucho tiempo, lo que quieren es que los culpables paguen por sus delitos y que no se repitan.

El diario español El Mundo cuenta que la vicepresidenta de la agencia Elite Chicago (EEUU), Marie Anderson, admitió que sabía que Gerald Marie tenía fama de aprovecharse sexualmente de las modelos jóvenes. Cuando ella mandaba a París a nuevas maniquíes les advertía de lo que podía suceder.

¿Quién es el acusado de las violaciones?

 Gerald Marie es francés y actualmente tiene 70 años. Estuvo casado con la supermodelo canadiense Linda Evangelista. En los años 80 y 90 fue presidente de la agencia Elite Europa, una de las más importantes del mundo.



Trabajaba con John Casablancas hasta que éste dejó el negocio del modelaje. Ayudó a que el concurso Elite Model Look trascienda internacionalmente, de donde han salido muchas famosas maniquíes.

Marie manejó la carrera de varias top models, entre ellas Naomi Campbell, Cindy Crawford, Linda Evangelista, Claudia Schiffer, entre otras. Era un hombre muy poderoso en la industria de la moda, él podía levantar o hundir la carrera de una modelo. También era muy amigo de los más connotados diseñadores de modas, a quienes ayudaba para que alcancen el éxito.

Después que dejó la agencia Elite Europa Group creó su propia empresa de modelos, la Oui Management, que dirige en la actualidad. Ahora tiene que defenderse de las acusaciones de violaciones a modelos.