Escucha esta nota aquí

A un día de haberse llevado a cabo las elecciones presidenciales en EEUU y sin saberse quién gobernará ese país, pues no se tienen los resultados completos, varias estrellas de la meca del cine contaron por quién votaron. Algunas de ellas llegaron a participar en eventos en los que se recaudó dinero para financiar las campañas, otros prestaron su imagen para propagandas. 

Como sucede desde hace varios años, muchas celebridades de Hollywood se inclinan por el partido Demócrata, en este caso por Joe Biden, a quien no solo le dieron su apoyo con el voto, sino que lo respaldaron asistiendo a encuentros masivos y hasta apareciendo en spots proselitistas. 

Es el caso de Brad Pitt, que en un video pedía el voto para el candidato demócrata, alababa sus cualidades humanas y su preparación para gobernar. También Jennifer López, Jennifer Aniston, Robert de Niro y Tom Hanks dijeron que EEUU estaría en mejores manos si el presidente fuese Biden.



A principios de la campaña electoral, en enero, George Clooney organizó una cena para recaudar fondos para los demócratas. Recolectaron un poco más de un millón de dólares que públicamente entregó a su candidato.

En un evento musical Lady Gaga pidió a los estadounidenses no votar por Donald Trump porque es un hombre que le hace daño a su país y que no tiene cualidades de líder. También hicieron público su apoyo al candidato demócrata los artistas Eva Longoria, Jennifer Lawrence, Bon Jovi, Beyoncé, John Legend, Taylor Swift, Scarlett Johansson, Zoe Saldana y Mel Brooks, informa el diario El Tiempo.



Sin embargo, Donald Trump, el candidato republicano, tiene apoyo de algunas figuras muy influyentes, 'pesos pesados' de la meca del cine que igualmente aparecieron en spots.

Una de las estrellas que más da la cara por Trump es Jon Voight, que desde las anteriores elecciones dijo que confiaba en el partido Republicano para llevar las riendas de su país. El padre de Angelina Jolie y ganador de un Óscar es un personaje muy respetado en Hollywood, por lo que su opinión es tomada en cuenta por sus colegas.

Otros actores como Dennis Quaid, Clint Eastwood, Chuck Norris, Kirstie Alley y los músicos Kid Rock y 50 Cent se decantaron por Donald Trump, dijeron que votaron por él y que deseaban que siga siendo el presidente de EEUU.

Lo mismo expresó Sylvester Stallone, que desde hace varios años es militante del partido Republicano, le deseó mucha suerte a su amigo Donald.



El romance de la política con Hollywood no es nueva. Desde hace muchos años los actores toman partido, hacen pública su preferencia electoral y hasta llegan a participar en las campañas. John Kennedy, en los años 60 del siglo pasado hizo de la Casa Blanca casi un escenario de filmación, por allí desfilaban las grandes estrellas de la actuación.

Los mismo pasó con Ronald Reagan en los 80. Él y su esposa Nancy Reagan fueron actores, y sabían muy bien la influencia que tienen los artistas con los electores, por ello es que siempre en la casa presidencial había personajes de la farándula prestando su imagen para las campañas.



Los expresidentes George Bush padre e hijo, Bill Clinton, Barack Obama y recientemente Donald Trump han tenido como aliados a algunas figuras de Hollywood, quienes generan corrientes de opinión que los políticos necesitan.