Escucha esta nota aquí

Una investigación realizada por investigadores del University College de Londres determinó que 26 animales que suelen estar en contacto con personas son susceptibles de infectarse con el SARS-CoV-2.

La investigación publicada en el portal Scientific Reports se basó en simulaciones bioinformáticas para averiguar si el virus puede infectar a un total de 215 animales, según replican varios medios, entre ellos Animals Health y ABC.

Los investigadores han confirmado que la infección es posible en gatos domésticos, perros, visones, leones y tigres, todos ellos animales en los que ya se había detectado la infección. También son susceptibles hurones y macacos, animales infectados en estudios de laboratorio.

"Los animales que hemos identificado están en riesgo de sufrir brotes que podrían amenazar a especies amenazadas o dañar los medios de vida de granjeros", explica Christine Orengo, directora de la investigación. "Además, los animales podrían actuar como reservorios de los virus, con capacidad de reinfectar a personas más tarde, como ya se ha documentado en granjas de visones", añadió.

Su estudio también subraya que el reconocimiento entre el virus y las células es tan fuerte en ovejas y grandes simios (chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos), como en humanos. Sin embargo, menciona que todavía es necesario confirmar directamente que las ovejas pueden infectarse.

Lo contrario sucede con la mayoría de las aves, los peces y los reptiles, que no son susceptibles a la infección

La teoría científica


ABC explica que los investigadores han estudiado si la proteína de la espícula del coronavirus, la "llave" con la que el SARS-CoV-2 entra en las células que infecta, reconoce los diferentes receptores ACE2 de estos 215 animales. 

Dichos receptores son un complejo de proteínas, situado en el exterior de las células de los mamíferos, que el virus emplea como "cerradura": cuando su espícula reconoce al receptor ACE2, entra en las células y las infecta para que fabriquen más coronavirus.

Detalla que ACE2 es el nombre de la "enzima convertidora de angiotensina", un conjunto de proteínas situado en la superficie de células de pulmones, arterias, corazón, riñones e intestino en animales y que tiene la función de catalizar la "ruptura" de una enzima. 

Los investigadores han trazado simulaciones bioinformáticas para analizar la estructura de los receptores ACE-2 de varios animales, y así predecir a qué riesgo de infección se enfrenta cada uno, al compararlos con la estructura de la espícula del coronavirus.

Precauciones
Según Joanne Santini, una de las coautoras, es fundamental comprender que los animales también pueden transmitir el Covid-19, por lo que considera necesario hacer sondeos a gran escala entre mascotas y animales de granja para contener los brotes cuando todavía son manejables. "También puede ser importante usar medidas de higiene al estar con animales (...) y aislar a las personas infectadas de los animales", explicó.

El siguiente paso de los investigadores será estudiar la respuesta de los animales a la infección y su severidad.