Escucha esta nota aquí

Enrique Galarza Vaca, más conocido como Pippo, el consagrado peinador de reinas, falleció este domingo 27 de diciembre, según confirmó a EL DEBER su sobrino, Sebastián Galarza, que está a cargo de su cuidado.

Todavía consternado por la noticia, Sebastián Galarza no pudo dar detalles del fallecimiento del conocido estilista. Sin embargo, semanas atrás se conoció que su salud estaba delicada a causa de la diabetes que padecía desde hace varios años y que le tenían que amputar dos dedos del pie, para poder salvar su pierna.  

Además, tenía insuficiencia renal y en julio de este año, a sus 74 años, enfermó de coronavirus, por lo que tuvo que ser internado. 

Enrique Galarza Vaca nació el 24 de marzo de 1946, en Santa Cruz. Desde sus 18 años se inició como peinador, logrando ser un referente en su área, peinando a reinas de belleza, incluso a misses Universo, como Bárbara Palacios.

Al margen de su trabajo, también se destacaba por su labor social. Se volvió una tradición que cada año realice un agasajo en el “Hogar de Ancianos Santa Cruz”, donde coronaba a una soberana de la tercera edad. 

“Si alguien me tiene envidia, es porque les hago sombra. Sigo siendo ‘Pippo’, el peinador de reinas, porque así me tildó la prensa. Me lo dice el taxista y la casera vende frutas”, comentó en una entrevista a El Deber poco después de cumplir 70 años, en el 2016. Agregó “Ese título (peinador de reinas) se va a ir conmigo cuando me muera. Quizás vengan otros mejores, pero jamás iguales. Quiero que me recuerden como ese garzón que servía patos”.

El hijo de Enrique Galarza (+) y de Hilda Vaca Cortez (+) en 2016 fue nombrado Hijo Ilustre de Santa Cruz de la Sierra por el Concejo Municipal, un orgullo para su familia, que también es su aliada para organizar la coronación de la reina de Santa Cruz, en el parque El Arenal. 

Comentarios