Escucha esta nota aquí

La noticia conmociona al mundo artístico latinoamericano y recorre el continente como fuego de pólvora. Xavier Ortiz, el guapo y carismático integrante del grupo musical mexicano Garibaldi, modelo y actor de telenovelas, falleció ayer. Lo anunció la hermana del artista, Olga Ortiz, por medio de un conmovedor mensaje de Twitter.

"Muy a mi pesar digo que mi hermano murió. Estamos en shock, sabíamos que estaba muy deprimido por el aislamiento, por la falta de ingresos y una separación muy tormentosa. Estamos muy sorprendidos", escribió la familiar y que reproduce el diario El Universal.

Ayer lo había comunicado por sus redes sociales su gran amigo y excompañero de grupo Sergio Mayer.

En el programa de TV Azteca Ventaneando, hace un mes atrás, Ortiz contó que estaba pasando por malos momentos económicos. Dijo que antes de la pandemia su situación era precaria, que no tenía trabajo, lo que empeoró con la llegada del coronavirus que obligó a casi todo el mundo a encerrarse en sus casas, lo que él hizo a pesar de que no tenía los medios de subsistencia.

Anunció que estaba vendiendo barbijos, alcohol en gel y otros elementos de bioseguridad que un amigo le había dado en concesión para ayudarlo. Sin embargo, no le alcanzaba para sus gastos, que explicó había reducido drásticamente.



Antes de la emergencia sanitaria, Xavier Ortiz tuvo un accidente en su moto, por lo que estuvo en terapia intensiva en la capital mexicana. Fue operado dos veces de una pierna, pero de a poco y con un doloroso y caro tratamiento, se recuperó. De lo que no pudo sobreponerse fue de las deudas que contrajo con el centro médico, recuerda El Universal.

Hace poco vendió una casa muy grande que tenía en Guadalajara para pagar sus deudas, no solo del hospital, sino otras que va venía arrastrando, por lo que quedó muy triste, pues la había comprado con mucho esfuerzo e ilusión, contó su hermana.

También estuvo en tratamiento por depresión severa, a consecuencia de sus dificultades económicas y del divorcio de su segunda esposa, Carissa de León, con quien tuvo un hijo, de seis años, y que era otra de las preocupaciones del artista.

Hace dos años, cuando filmó la película Peligrosa tentación, se lo veía bien. Conservaba su estado físico atlético que siempre lo caracterizó, lucía canas que le daban un aspecto de sexy galán maduro, mantenía su buen sentido del humor y la simpatía que siempre irradió mientras era integrante del grupo Garibaldi.

Tras conocer la noticia, sus compañeros de Garibaldi expresaron su pesar por medio de sus redes sociales y coinciden en que se fue una gran persona, un hombre con un gran corazón.

La familia ya está haciendo los trámites para el velatorio y entierro.

Su vida

Xavier Ortiz nació en Guadalajara hace 48 años. Fue modelo de pasarela y publicitario, hasta que en 1989 lo invitaron a participar del grupo musical Garibaldi, integrado por cuatro parejas de guapos jóvenes e inició su carrera artística.

Paralelamente seguía sus estudios de Odontología, que concluyó e inclusive un tiempo ejerció, pero tuvo que abandonar por sus compromisos artísticos. También incursionó en el negocio gastronómico, fue dueño del local La santa bar, en Guadalajara, que cerró por la crisis sanitaria.



Ortiz y Patricia Monterola vivieron un romance en los escenarios y en la vida real, casándose en 1999. Sin embargo, el matrimonio solo duró cinco años y se separaron en buenos términos. Siguieron siendo amigos, tanto así que ella lo visitaba mientras se recuperaba de sus operaciones en la pierna y lo ayudó económicamente.

Fue quien escribió la despedida más conmovedora en las redes sociales. Dijo que se va un gran hombre, con una luz especial y de gran corazón. Destacó que siempre fue un buen padre y que lo extrañarán. "Xavi, brilla como siempre", concluyó la artista.

Xavier se volvió a casar en 2014 con Clarisa de León, con quien tuvo a su único hijo, pero cuatro años después se separaron de manera polémica por la disputa de la custodia del niño.

La agrupación

Garibaldi era un grupo que fusionaba la música pop, tropical y tradicional mexicana. Su vestuario se inspiraba inicialmente en el mariachi y luego evolucionó hacia lo moderno. Tuvo notable éxito en el mundo hispano, gracias a sus contagiosas canciones, al atractivo físico de sus integrantes y a sus coreografías.



En septiembre de 1998 visitaron Bolivia, estuvieron en Santa Cruz de la Sierra. Se presentaron en el escenario de la Feria Exposición con un lleno total. 

De manera sorpresiva y algo anónima recorrieron algunas calles del centro cruceño y el barrio Equipetrol. Expresaron que les gustaba la ciudad, su clima, su vegetación y sus amables habitantes. Se tomaron fotos y firmaron autógrafos a la gente, que quedó sorprendida de verlos tan naturales, paseando. Entre ellos estuvo Xavier Ortiz.

Garibaldi grabó 14 discos y filmó dos películas. El grupo original estuvo integrado por Pilar Montenegro, Patricia Manterola, Luisa Fernanda Lozano, Katia Llanos, Charly López, Sergio Mayer, Víctor Noriega y Xavier Ortiz. Los cambios surgieron en 2000 y actualmente el proyecto se llama GBLI, pero no cuenta con ninguno de sus fundadores ni tiene el éxito inicial.

Los ocho integrantes iniciales, luego de abandonar el grupo siguieron carreras artísticas por separado. Algunos como cantantes y otros actores, o la combinación de ambos.