Escucha esta nota aquí

Los antepasados antiguos del hombre moderno no se separaron de los chimpancés en las verdes praderas de África oriental, como se creía hasta ahora, sino en Europa, según un nuevo estudio publicado en la revista Plos One. 

Un equipo de investigadores de instituciones búlgaras y alemanas analizaron fósiles de una especie de mono descubierta en los Balcanes y afirman tener evidencia de que los dos linajes se dividieron hace unos 7,2 millones de años, retrasando la teoría tradicional.

Los fósiles estudiados, dientes y mandíbulas, pertenecen al Graecopithecus freybergi, llamado comúnmente El Greco. 

“Mientras que los grandes monos tienen dos o tres raíces separadas y divergentes, las raíces de El Greco convergen y están parcialmente fusionadas, un rasgo que es característico de los humanos modernos", explicó Madelaine Böhme, de la Universidad de Tubinga (Alemania) y directora del estudio, citada por IFL Science. 

Esto, sugirió, demuestra que nuestro linaje se había alejado del de los chimpancés cientos de miles de años antes de lo que habíamos establecido y los fósiles serían el ejemplo más antiguo de nuestra rama evolutiva.

A partir de estos datos, Böhme y sus colegas recuerdan que los restos más antiguos del linaje humano serían los del Sahelanthropus, un homínido de cerebro y dientes pequeños que vivió en lo que hoy es Chad hace entre seis y siete millones de años, afirma el diario español El País. Con los 7,24 millones de años atribuidos a El Greco, este sería cientos de miles de años más antiguo y podría considerarse el primer homínido, la definición que agrupa a los ancestros del Homo sapiens.

Controversial origen

La historia de nuestra especie y de los simios es complicada y en ciencia cualquier consenso puede variar con un nuevo hallazgo. Al menos por ahora, se cree que hay alrededor de 23 especies de simios vivos actualmente, repartidos por África Central y el Sudeste Asiático. Y aunque las antiguas especies de monos han sido descubiertas en varias partes del Viejo Mundo, la historia de chimpancés y humanos está firmemente arraigada en África.

Los primeros ancestros humanos sobre los que hay consenso son el Australopithecus anamensis y el Ardipithecus ramidus, ambos encontrados en el oriente africano.
Este último estudio cuestiona la teoría más aceptada y puede alterar el origen de la humanidad. 

Comentarios