Escucha esta nota aquí

Lorena Ramirez es una atleta de la comunidad indígena Rarámuri (México) que el pasado 20 de abril ganó la carrera Ultrarail que consiste en atravesar 50 kilómetros en medio de la selva.

Lorena, que ocupó el primer puesto, corrió durante 7 horas y 3 minutos. Su éxito posiblemente habría pasado desapercibido para medio mundo de no ser porque las condiciones en las que Ramírez corrió la prueba: sin ningún equipamiento, señala El Español.

Su imagen, en lo más alto del pódium de la prueba, se ha compartido más de 50.000 veces en menos de una semana desde la página de Facebook 'Que todo Tehuacán se entere'.

En ella se puede ver la atípica indumentaria que la deportista utilizó para la prueba: una falda, una camiseta y una sandalias de tiras de cuero y suela de caucho.

“Sin chaleco de hidratación, sin tenis, sin licras y mangas de compresión… Sin todos esos gadgets del runner de hoy. Sin andar publicando sus kilómetros en Nike, sin facebook. Tan solo por necesidad ganó” dice el post que miles de personas compartieron con admiración:

 

Los rarámuri son un pueblo originario de la Sierra de Tarahumara, un lugar que contiene innumerables barrancas y que se encuentra en el estado de Chihuahua.

Los rarámuri, cuyo nombre significa "los de los pies alados", son un pueblo acostumbrado a correr distancias larguísimas desde muy temprana edad.

Para ellos, resulta habitual correr más de 200 kilómetros sin prácticamente detenerse o hacer travesías de más de 600 kilómetros en varios días en las condiciones más rudimentarias. Así, lo que al común de los mortales podría parecerle un hito, para ellos es algo habitual, propio de su cultura y de las características intrínsecas de su pueblo, señala El Español.  

Comentarios