Escucha esta nota aquí

El dos veces ganador del Óscar y cuatro Globos de Oro, el actor, director, productor y guionista George Clooney dejó muy sorprendidos a 14 de sus mejores amigos de la infancia, a quienes le obsequió un millón de dólares a cada uno en una cena que organizó en su casa. Luego de entregarles el dinero, les pidió que lo mantengan en secreto, pero uno de ellos no se contuvo, lo contó y dicho gesto recientemente trascendió.

Clooney, que es conocido no solo por sus cualidades artísticas y su buena pinta, sino también por sus actos altruistas, dijo que de nada sirve tener riquezas y bienes materiales si no se los comparte con la gente que más aprecia.

Por ello fue que en septiembre de 2013 organizó una cena en su casa de Los Ángeles (EEUU), a la que invitó a 14 de sus mejores amigos, que conoce desde que eran compañeros de colegio. Fue un encuentro muy bonito, a algunos hacía muchos años que no veía. Les dijo que los apreciaba y que siempre se acordaba de ellos.

Cuando terminó la cena entregó a cada uno una bolsa de papel y les pidió que la abran todos al mismo tiempo. Grande fue la sorpresa de los amigos cuando vieron que adentro habían billetes, los contaron y cada uno tenía un millón de dólares, informa el diario El País.

George Clooney les volvió a decir que de nada sirve acumular riquezas, que él quería compartir lo que tiene con las personas que más quiere. Y como es un hombre precavido, aumentó 300.000 dólares a cada uno para que lo paguen como impuestos, pues el fisco les iba a descontar el 30% de lo que estaban recibiendo y él quería que se lleven el millón completo. La revista Forbes estima que el actor tiene una fortuna de 500 millones de dólares.

Además, les dijo que él sabía que algunos de ellos estaban pasando por momentos económicos difíciles, y que quería ayudarlos. Les pidió que no cuenten nada de lo que habían recibido para evitar especulaciones. Sin embargo, Rander Gerber, el esposo de la exmodelo Cindy Crawford, rompió la promesa, le contó a sus amistades y así se supo lo que pasó en la casa de George Clooney, llegando a comentarse hasta en el programa de TV Headline.

Clooney quiso seguir el precepto bíblico de "que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha", sin embargo no lo pudo conseguir completamente, pues igual se supo su gesto solidario, cuenta la revista Vanitatis. 

En lo que va de 2020 y por la pandemia del coronavirus Clooney ha donado más de 10 millones de dólares a organizaciones que luchan contra el virus.



Entregó un donativo a una institución que aglutina a actores que se han quedado sin trabajo, a entidades de Líbano para ayudar a ese país luego de las explosiones que hubo en Beirut (su esposa Amal Glooney es libanesa), al Servicio de Salud del Reino Unido, a un hospital para niños inmigrantes en EEUU, a la Cruz Roja Internacional, a un refugio de animales de California, a organizaciones que hacen campañas contra el racismo, a la investigación para encontrar la vacuna contra el Covid-19 y a una entidad que trabaja para paliar en hambre en Sudán.

También es conocido por dejar buenas propinas en los restaurantes a los que asiste. A principios de este año trascendió que fue a un local de comida rápida, pidió un sándwich de pollo, pagó y dejó 100 dólares de propina a quien lo atendió. También paga almuerzos y cenas para los indigentes en Los Ángeles y Londres, ciudades en las que vive.

Toda una celebridad

George Timothy Clooney nació en Kentucky, EEUU, hace 56 años, tiene ascendencia escocesa, holandesa, alemana, inglesa y española. Mide 1,80 m, siempre quiso ser beisbolista o basquetbolista, pero le faltó talento para ello. Cuando estaba en la secundaria sufrió parálisis facial, que superó con un tratamiento médico y fisioterapias, por lo que no le quedaron secuelas.

Estudió periodismo, fue vendedor de zapatos, de ropa, de seguros puerta por puerta, albañil, cuidador de depósitos y cortador de tabaco para fabricar cigarros. Hasta que en 1978 le llegó la oportunidad de trabajar en la miniserie de TV Centennial, que le abrió las puertas de Hollywood.

Es una de la figuras más prominentes e influyentes de Hollywood. Sus compañeros lo respetan mucho porque es un hombre correcto en todo sentido. Es discreto y lleva una vida familiar tranquila con su esposa, Amal Alamuddin, con quien está casado desde 2014, y tienen dos hijos, los mellizos Alexander y Ella Clooney.



En 2012 recibió un premio Óscar por la película Argo, que él produjo, y en 2005 por Syriana, al mejor actor de reparto. También ganó cuatro Globos de Oro, un Bafta y cuatro galardones del SAG.

Es reconocida su participación en la política de su país. Forma parte del partido Demócrata, asiste a mitines, aporta económicamente y brinda su imagen para las campañas electorales, como la que se está desarrollando actualmente.