Escucha esta nota aquí

La revista de moda Vogue Estados Unidos hizo historia al presentar al cantante de pop británico Harry Styles como su primera estrella de portada masculina. El ex One Direction, de 26 años, además de marcar un hito por ser el primer varón, quiso aprovechar esta oportunidad para romper cualquier barrera de la moda y posar con ropa que le parece "increíble".

Se trata de la edición de diciembre, en la que Styles brindó una entrevista muy profunda para revelar facetas desconocidas, como que practica pilates y medita dos veces al día.

También contó que realizó una limpieza corporal a base de jugos seis días antes de la sesión de fotos para lucir su figura. El tatuaje de una rosa, de un ancla, una sirena, un marinero y el año de nacimiento de sus padres adornan su cuerpo.

Styles también cree en el karma y apoya el movimiento Black Lives Matter y los estudia para ser una mejor persona cada día.

Una de las revelaciones que hizo de su época de One Direction es que se ponía tan nervioso antes de subir al escenario, que siempre vomitaba porque pensaba que se equivocaría. ¿Quién lo diría? 

Y sobre el polémico vestuario que eligió para ilustrar la portada y las páginas centrales Harry profundizó en su gusto por la moda, indiferentemente del género para el cual está diseñada. 

"Las personas a las que admiraba en la música, Prince, David Bowie, Elvis, Freddie Mercury y Elton John son unos grandes artistas. Ahora me pondré algo que se sienta realmente extravagante y no me siento loco usándolo. Creo que si obtienes algo con lo que te sientes increíble, es como un atuendo de superhéroe. La ropa está ahí para divertirse, experimentar y jugar", expresó. 

"Lo realmente emocionante es que todas estas líneas se están desmoronando. Cuando quitas 'hay ropa para hombres y hay ropa para mujeres', una vez que eliminas cualquier barrera, obviamente abres la arena en la que puedes jugar. A veces voy a las tiendas y me encuentro mirando la ropa de mujer pensando que es increíble. Cada vez que pones barreras en tu propia vida, simplemente te estás limitando. Hay mucha alegría jugando con la ropa. Realmente nunca he pensado demasiado en lo que significa, simplemente se convierte en esta parte extendida de la creación de algo", finalizó.

Polémica

Fuera de las críticas de los infaltables 'haters' y 'lovers', el vestuario de Styles levantó el polvo entre algunas personalidades que lo vieron demasiado femenino.

Candace Owens, una conocida bloguera y comentarista estadounidense dijo que no le gusta ver al cantante con faldas o vestidos. "No hay sociedad que pueda sobrevivir sin hombres fuertes. Oriente lo sabe. En Occidente, la feminización constante de nuestros hombres al mismo tiempo que se enseña marxismo a nuestros hijos no es una coincidencia. Es un ataque directo", manifestó.

De igual manera, Ben Shapiro, abogado conservador, comentarista, conductor y escritor estadounidense, lanzó: "Cualquiera que finja que esto no es un referéndum sobre la masculinidad para que los hombres se pongan vestidos floofy te está tratando como un idiota".

Mientras tanto, la presentadora de televisión británica Jammela Jamil salió en su defensa: "Harry Styles es de sobra masculino, porque ser masculino es lo que cada uno quiere que sea, no lo que unos imbéciles inseguros, tóxicos, misóginos y homófobos decidieran hace cientos de años".

El artista, hasta el momento, no le ha dedicado tiempo a los comentarios.