Escucha esta nota aquí

Husavik, apacible pueblo del norte de Islandia convertido en el escenario de la comedia "Eurovisión Song Contest: The Story of Fire Saga" -nominada en la categoría mejor canción original-, sueña con ganar el Oscar.

En este pequeño pueblo portuario de unas 2.300 personas, en los confines del círculo polar, "la atmósfera está llena de excitación", confía a la AFP el edil Kristjan Thor Magnusson.

A pocos días de la 93ª ceremonia de entrega de los Oscar, la calle principal de Husavik fue pintada de rojo, para que sus habitantes también pisen la "alfombra roja", al igual que las estrellas esperadas el domingo en Los Ángeles.

Conocido como "la capital europea de la observación de las ballenas" -donde los turistas en excursión están casi seguros de ver un cetáceo-, el pueblo pesquero vive un sueño desde la nominación de "Husavik, mi ciudad natal" en la categoría mejor canción original. 

El título es el punto culminante de la película "Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga", una comedia producida por Netflix que cuenta el recorrido sembrado de obstáculos de dos músicos, interpretados por Will Ferrell y Rachel McAdams, representando a Islandia en el concurso internacional de la canción.

Publicidad inesperada 

Interpretada en la pantalla por Rachel McAdams, la canción, que mezcla el inglés con el islandés -acompañada por el piano-, es cantada originalmente por la artista sueca Molly Sandén.

Una oda que conquistó el corazón de los habitantes de Husavik. "Se transformó en el himno de la ciudad desde el estreno de la película", cuenta Kristjan Thor Magnusson.

"En todas partes la gente puede identificarse con este tipo de sensación, la de sentirse nostálgico o de amar a su ciudad natal", prosigue, refiriéndose a la letra de la canción. 

A principios de marzo, el municipio lanzó una campaña llamada "Un Oscar para Husavik", con la esperanza de que la ciudad ganara la preciada estatuilla.

Si bien de entre los cinco títulos en competición, "Speak Now" (Habla Ahora) del largometraje "One Night in Miami" (Una noche en Miami) parte como favorita según los corredores de apuestas, Husavik quiere creer en sus posibilidades. 

"Es posible que ganemos", asegura el actor Sigurdur Illugason, que vive en el pueblo desde hace 40 años y que interpreta al personaje de Oskar Oskarsson en dos videos promocionales que acumulan 90.000 vistas en YouTube. 

"Intento mantener los dos pies en la tierra. Por supuesto que hay una posibilidad de ganar, pero no lo creo", confiesa por su parte Hinrik Wöhler, a cargo del turismo para el municipio, para quien toda esta atención mediática es una publicidad inesperada.

"Todo lo que gira en torno a la película y los Oscar ya ha sido tan importante para nosotros que no estaré decepcionado si no ganamos", reconoce.

Comentarios