Escucha esta nota aquí

Tiene una mente brillante, es actualizada y señala claramente lo que le parece, a sea bueno o malo, en muchos aspectos. Todo lo que dice la escritora chilena Isabel Allende es noticia y es interesante. Recientemente habló sobre como incentivar la literatura en los niños, en un mundo cada vez más digitalizado, con las imágenes en movimiento como primer referente de información, y en el que parecería que los libros y todo lo que es impreso pierde terreno frente a las tablets, a las computadoras y a los celulares.

Cuenta que lee mucho, y lo hace desde niña. Ella nació en una época en la que no había televisión, en su casa no la llevaban al cine, y lo que había para entretenerse eran libros, así que se ponía a leer todo. Fue entonces que nace su pasión por las letras, porque primero se lee y después se escribe, y ella siguió esa lógica.

Fue periodista y en ese oficio aprendió mucho, el manejo de las palabras, de las frases y de las ideas para contar historia con un lenguaje simple, pero que cautive al lector. Después se dedicó a escribir novelas fuera de su país, pues por la dictadura que llegó a Chile se vio obligada a dejar su casa.



Sobre el fomento de la literatura entre los chicos dijo que es importante no forzar al niño a leer lo que no le gusta, sino al contrario, permitirle tener en sus manos textos ágiles, simpáticos y de fácil comprensión. "En la escuela le dan una lista de libros aburridos, en vez de darle a Harry Potter para que ejerciten la lectura", dijo Isabel Allende en una entrevista publicada en diario El País.

Comentó que hay muchísimos libros divertidos y son esos los que le deben recomendar a los niños y a los jóvenes para que lean. Expresó que los cuentos son más bonitos, sus historias atrapan más rápido, y por ahí se debe comenzar. A los jóvenes hay que seducirlos con las letras, con las historias y no ahuyentarlos para que se vayan solo a lo digital. Por ello la tarea de los maestros es muy importante, pues son ellos los que les recomiendan que leer, manifestó.

Después de que el niño y el joven han sido incentivados con la lectura se les debe proponer escribir. Que produzcan cuentos, que cuenten historias, que se imaginen situaciones, que lo que les sucede le agreguen una dosis de fantasía y que mezclen un poco la realidad con la ficción.

Una vez que han escrito, que han corregido sus textos, que se lo muestren a alguien, a un maestro, pero a uno solo, no a varios, y le digan como ven su escritura, sus historias. Al principio puede ser que no cautiven mucho, pero tienen que seguir creando situaciones con palabras y frases interesantes, hasta que se le haga un hábito llevar al papel sus pensamientos.



Esta escritora chilena cree que los libros, los diarios y revistas impresas nunca desaparecerán, por más que lo digital conquiste más espacios, que salgan más inventos innovadores. Dice que la magia que trae el papel y la lectura son únicas y necesarias para el ser humano.

Isabel Allende (78) es la escritora viva más leída del mundo, ha vendido 74 millones de libros en todo el planeta y sus obras se han traducido a 42 idiomas. Todo lo que dice y opina es tomado en cuenta como referencia. Es feminista militante, en casi todas sus obras reivindica los derechos de la mujer, luchadora de la Democracia y una fiel defensora del medioambiente.

Comentarios