Escucha esta nota aquí

Atrás quedaron los años en que la famosa tonadillera sevillana Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera se amaban, eran cómplices en sus vidas y se apoyaban mutuamente. Todo ha terminado por discusiones acerca de la vida personal del DJ y que ahora se ha focalizado en  la disputa de la finca Cantora, situada en Andalucía, que Rivera quiere vender y a lo que la cantora se opone. 

Rivera envió a su madre un contundente y demoledor mensaje. Le dice "sigues, no? que bien se te da echar las culpas a otro, cuando la tienes tú. No me pienso callar absolutamente nada. Y ahora sí lo escribo. Desde este momento dejas de ser importante para mí", informa el portal 20Minutos.

El mensaje que ha desatado muchos comentarios y conjeturas en el ambiente de la farándula española no ha tenido respuesta. Isabel Pantoja ha guardado total silencio, los mismo su entorno de familiares y amistades que prefieren estar alejado de este asunto.

La finca Cantora se ha convertido en protagonista durante estos días después de que conocer que Kiko le habría pedido a su madre, en su momento, vender la finca para que ambos pudieran hacer frente a las deudas que tenían con Hacienda. Kiko Rivera siempre recibió una respuesta negativa por parte de su madre que se negaba a vender Cantora y por consiguiente, darle a su hijo la parte de herencia que le correspondía tras la muerte de Paquirri, el famoso torero padre del DJ.

Hace un par de días Rivera  concedió a la revista  Lecturas una demoledora y desgarradora entrevista en la que, por primera vez, habla de su madre, Isabel Pantoja, en términos que la cantante nunca habría querido escuchar. Dolido y defraudado por el comportamiento de su madre, Kiko se ha abierto en canal y ha confesado que él no cedió Cantora a su madre a sabiendas, sino que firmó lo que ella le pidió. 

 También surgió el asunto de la herencia, de la que Isabel se niega hablar con sus hijos, pues dice que ella aún no se ha muerto para que se repartan sus bienes.



La intérprete responsabiliza de los problemas familiares a la esposa de su hijo, Isabel Rosales, a quien acusa de estar detrás de la herencia familiar. Por su parte Kiko la defiende y dice que ella no tiene nada que ver con este asunto.

El hermano de Isabel, Agustín Pantoja no se separa de ella y está junto a la madre de ambos, doña Ana, de 90 años, en la finca Cantora. Igualmente no ha realizado ni un solo comentario, lo han visto entrar y salir de la estancia pero en absoluto silencio.

Isabel Pantoja

Es una de las cantantes andaluzas más populares. Tiene 64 años, estuvo casada con el también famoso torero Francisco Rivera 'Paquirri', de quien enviudó un año después de su boda. Tuvo un hijo biológico, Kiko Rivera y una adoptada, María Isabel 'Chabelita' Pantoja.

Isabel Pantoja ha grabado 30 álbumes musicales, se ha presentado en casi toda Latinoamérica y España y se ha convertido en uno de los mayores referentes del arte popular andaluz. En 2016 volvió a los escenarios, luego de permanecer dos años presa por deudas al Estado español.



Los medios de comunicación españoles ya están acostumbrados a informar más sobre los problemas personales de Isabel Pantoja y de su familia, sobre sus dificultades con el fisco, que sobre su carrera artística, que se detuvo cuando entró a la cárcel y que intentó levantar luego de recuperar su libertad en 2018.